• John Zorn Marathon: Una marcha infinita

     

    john zornSábado 2 de mayo de 2015 – 10:00 hs. y 20:00 hs.

    Los Angeles County Museum of Art y Royce Hall (Los Angeles, USA)

     

    Un maratón es una carrera de resistencia que forma parte del programa de atletismo en los Juegos Olímpicos en la que se recorren 42 kilómetros y 195 metros. El origen del término está enraizado en una vieja leyenda griega que describe la gesta del soldado Filípides quien, en su intento por anunciar la victoria sobre el ejército persa, murió de fatiga tras recorrer los 37 kilómetros que separaban las ciudades de Maratón y Atenas. Pese a que algunos historiadores aseguran que Filípides salió de Atenas rumbo a Esparta para pedir refuerzos –recorriendo así, una distancia de 225 kilómetros- y que no fue él, sino todo el ejército ateniense el que se trasladó desde Maratón a Atenas para defender a esa ciudad de los barcos persas, el carácter mítico de dicha historia terminaría imponiéndose por sobre lo que realmente sucedió.

    Lo cierto es que el punto de intersección entre la leyenda y el sentido práctico del término maratón calza como anillo al dedo para describir las características del mega evento –apropiadamente denominado John Zorn Marathon- que trajo al visionario compositor John Zorn de regreso a la ciudad de Los Angeles después de veintisiete años de ausencia.

    El “maratónico” cronograma estuvo distribuido en dos sedes (el Museo de Arte del condado de Los Angeles y el teatro Royce Hall) e incluyó la actuación de catorce alineaciones diferentes presentando otros tantos aspectos de la obra de Zorn, con éste participando en escena en cuatro de los conciertos y oficiando como maestro de ceremonias en los restantes.

    La primera parte del John Zorn Marathon comenzó en horas de la mañana y tuvo epicentro en el mundialmente celebre Los Angeles County Museum of Art (LACMA).

    En una sala rodeada por relieves asirios hallados en la legendaria Nimrud (una de las capitales de Asiria junto con Assur, Ninive y Dur Sharrukin) se presentó el músico sirio Kinan Idnawi para dar inicio al evento con una íntima interpretación en solo de laúd de distintas piezas extractadas de la obra Masada: Book of Angels de 2004.

    Acto seguido, el auditorio itinerante se trasladó al salón del museo en el que se exhibe una colección de esculturas del renacimiento europeo (que incluyen a la napolitana Archangel Raphael, la sevillana Pietà, Severed Head of Saint John the Baptist de Auguste Rodin y Judgment of Jupiter de John Deare, entre otras obras), lugar en donde el trío vocal integrado por Melissa Hughes, Kirsten Sollek y Jane Sheldon ofreció una ajustada recreación a capella de Earthspirit, composición incluida en el álbum de John Zorn The Alchemist de 2014 y que en su versión original fuera interpretada por estas mismas cantantes.

    jack quartetLas referencias a dicho álbum se prolongarían luego con la magistral actuación del JACK Quartet. El cuarteto de cuerdas conformado por Chris Otto y Ari Streisfeld en violines, John Pickford Richards en viola y Kevin McFarland en cello –flanqueados por la majestuosidad visual impuesta por los cuadros The Raising of Lazarus y Portrait of Marten Looten de Rembrandt- brindó una insuperable relectura de The Alchemist, pieza que diera título al álbum homónimo.

    Más tarde, en el misterioso ámbito de la galería dedicada al arte del antiguo Egipto, John Zorn entregó en electrónicos pre-grabados una versión abreviada de The Clavicle of Solomon, tema del álbum IAO-Music of Sacred Light de 2002 inspirado en textos del ocultista Aleister Crowley y que también hace referencia a los principios de la Orden Hermética de la Aurora Dorada. En efecto, la sigla IAO -iniciales de Isis, Aphophis y Osiris– era usada como una fórmula mágica por esa fraternidad ocultista.

    Con algunas obras pertenecientes al ciclo de pinturas de Claude Monet titulado Les Nympheas (“Las Nenúfares”, en español) como ilustración de fondo se presentó el dúo integrado por Kenny Wollesen en vibráfono y Carol Emanuel en arpa para ofrecer una selección de piezas pertenecientes a The Gnostic Preludes, álbum de temperamento camerístico editado en 2012 y que también incluyera en su versión discográfica –además de los mencionados– al guitarrista Bill Frisell.

    Precedidos por un ingenioso prólogo a cargo de Zorn –donde el autor, entre otras cosas, aseguró haber pergeñado la pieza durante una dolorosa extracción dentaria- tuvo lugar la acertada reinterpretación de Zeitgehoft, composición comprendida en el álbum Myth And Mythopoeia de 2014 y que aquí fue ejecutada a dúo por el violín de Chris Otto (quien también participó en la edición original) y el cello de Kevin McFarland.

    john zorn dave lombardoA continuación llegó uno de los momentos más aplaudidos del tramo del maratón llevado a cabo en LACMA: la presentación del dúo integrado por John Zorn en saxo alto y el baterista cubano-estadounidense (y miembro de la banda de trash-metal Slayer) Dave Lombardo. Un vibrante –y festejadísimo- set de improvisación libre que además tuvo como telón de fondo a dos cuadros de excepción: Black and White Number 20 (1951) de Jackson Pollock y White Center (1957) de Mark Rothko.

    A renglón seguido, Kevin McFarland entregó una aquilatada versión a solo cello de Untitled for Joseph Cornell (pieza en origen interpretada por Erik Friedlander e incluida en el álbum Madness, Love and Mysticism de 2001) y que aquí fue presentada, estratégicamente, en la sala donde se exhiben varias obras del pintor, escultor y uno de los máximos exponentes del denominado arte del assemblage Joseph Cornell.

    En la galería dedicada al arte del Pacífico -que incluye una colección de obras y objetos rituales recolectados en diferentes islas de la Polinesia-, el dúo de percusionistas integrado por William Winant y Nava Dunkelman ofreció una exótica y particular lectura de Dark River (del álbum Redbird de 1995) y Gri-Gri, pieza de Zorn que no forma parte de su discografía pero ha sido interpretada en diferentes escenarios con anterioridad por el propio Winant.

    tony arnold jack quartetEl cierre de la recorrida por el Museo de Arte del Condado de Los Angeles (LACMA) tuvo su corolario en la hipnótica recreación de Pandora’s Box, tema del álbum Myth And Mythopoeia de 2014 en origen interpretado por el Arditti Quartet y la vocalista alemana Sarah Maria Sun y que, en esta ocasión, contó con una excepcional performance a cargo del JACK Quartet –es decir, Chris Otto y Ari Streisfeld en violines, John Pickford Richards en viola y Kevin McFarland en cello- y la prestigiosa soprano Tony Arnold. Exitoso final de la primera parte.

    El maratón reinició su marcha en horas de la noche en el histórico teatro Royce Hall ubicado en el corazón de la UCLA (Universidad de California en Los Angeles). Allí estuvieron representados otros cuatro aspectos de la inabarcable obra de John Zorn y en donde los formatos acústicos, la ausencia de escenario y la orientación a la música clásica contemporánea exhibidas durante el segmento ofrecido en el LACMA, dejarían su lugar a las alineaciones eléctricas, la formalidad del ámbito teatral y las propuestas musicales más próximas al rock experimental.

    El primer turno correspondió al cuarteto Abraxas y su interpretación de las composiciones de Zorn incluidas en el álbum Psychomagia de 2014. La banda conformada por Aram Bajakian y Eyal Maoz en guitarras, Kenny Grohowski en batería y Shamir Ezra Blumenkranz en bajo, ofreció una abrasiva actuación que –a riesgo de caer en ciertas desprolijidades y desbordes- se caracterizó por privilegiar el fervor, la exaltación y el entusiasmo sin límites.

    secret chiefs 3A continuación se presentó la banda Secret Chiefs 3, alineando a Trey Spruance  y Jason Schimmel en guitarras, Eyvind Kang en violín, Ches Smith en batería, Matt Lebofsky en teclados y Toby Driver en bajo. El grupo capitaneado por Spruance tuvo un desempeño soberbio e impactante  y entregó notables versiones de piezas provenientes del álbum Xaphan: Book of Angels Volume 9 de 2008 tales como Bezriel, Shoel y Kemuel, entre otras. En un contexto de interpretación grupal superlativo sobresalió aquí la arrolladora labor de Ches Smith en batería y percusión.

    John Zorn se ha distinguido –sobre todo en años recientes– por su tendencia a dejar testimonio de cada uno de los proyectos en los que aparece involucrado. Uno de los pocos que aún no fue documentado en términos discográficos seria el siguiente invitado de la noche: Bladerunner. Este trío integrado por Zorn en saxo alto, Bill Laswell en bajo eléctrico y Dave Lombardo en batería, se muestra –debido a su amalgama de jazz de vanguardia y hardcore– como descendiente directo del notable Painkiller, trío que en su formación original alineara a Zorn, Laswell y el baterista Mick Harris (luego reemplazado por Yoshida Tatsuya). blderunnerCon una amplificación propia de una banda de rock -y de hecho, lo es– Bladerunner nos proporcionó una actuación descollante, intensa y, por momentos, brutal. El trío funcionó de maravillas, con un John Zorn en gran forma y entregando todo lo que se espera de él, un Dave Lombardo implacable (confirmando por qué se lo apoda “el padrino del doble bombo”) y con el legendario Bill Laswell demostrando los motivos que lo han llevado a ser considerado como uno de los popes en su instrumento. La cerrada ovación que despidió a Bladerunner ratificó a este pasaje como el más sobresaliente de toda la jornada.

    El cierre del maratón tendría lugar pasada la medianoche con las sobrecogedoras e inquietantes improvisaciones en órgano a cargo de John Zorn provenientes de los tres volúmenes que forman parte del proyecto denominado The Hermetic Organ. Final.

    Todo maratón tiene un punto de partida y uno de llegada; pero John Zorn parece decidido a reemplazar este último por… Una marcha infinita.

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: