• Jocelyn Medina: Common Ground

     

    MedinaTwo But Not Two, Common Ground, Meant To Be, Slow It Down, Sink Or Swim, Simple, Break Through, Second Thought, Waiting For

     

    Músicos:

    Jocelyn Medina: voz

    Steve Gorn: bansuri

    Hadar Noiberg: flauta

    Pete McCann: guitarra acústica, guitarra eléctrica

    Art Hirahara: piano, piano eléctrico

    Evan Gregor: bajo

    Mark Ferber: batería

    Samir Chatterjee: tabla

    Robert Levin: percusión

    Achyut Joshi: vocalista invitado en Two Or Not Two

     

    Sello y año: Running Tree Records, 2017

    Calificación: Está muy bien

     

    Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo (Ludwig Wittgenstein)

     

    La lengua vehicular o lengua franca (también llamada en latín medieval e italiano lingua franca) identifica al idioma adoptado para facilitar el entendimiento común entre personas que no comparten una misma lengua vernácula. En el transcurso de la historia han sido lenguas vehiculares el latín, el –ya desaparecido- sabir, el francés, el alemán y, actualmente, el inglés.

    En rigor, la aceptación de una lengua vehicular puede darse por mutuo acuerdo entre las partes involucradas pero, también, puede responder a una situación en la cual muchas personas de manera informal, por simple conveniencia y sin que exista una imposición legal, terminen construyendo y asimilando un lenguaje común.

    El ideario estético elaborado por la vocalista y compositora neoyorquina Jocelyn Medina se funda, justamente, en la valoración del jazz como una especie de lingua franca en donde convergen los diferentes modismos, acentos y expresiones culturales en los que éste aparece representado alrededor del mundo.

    La propuesta medular de Medina alcanza a describir un paisaje multicultural con epicentro en el jazz que amalgama elementos musicales provenientes de Brasil, España, Ghana e India, letras que reflejan una cosmovisión budista y fuerte consciencia social y un afianzado estilo vocal de cuño propio que recoge influencias heredadas de Flora Purim y Joni Mitchell.

    Su sólida formación académica comprende trabajos en el campo de la ópera realizados en la Universidad de Stanford, la obtención de una licenciatura en música profesional en el Berklee College of Music, una maestría en performance vocal de jazz recibida del Manhattan School of Music y exploraciones personales de aprendizaje y enseñanza musical materializadas en Ghana (África Occidental), Salvador (Brasil) y Mumbai (India).

    La discografía de Jocelyn Medina incluye a su álbum debut The Journey Begun de 2005 –trabajo que grabó mientras residía en España y en el que estuvo secundada por Dan Rochlis, el saxofonista Bob Sands y el armoniquista español Antonio Serrano, entre otros– y el elogiado We Are Water en 2011 (con Rodrigo Ursaia en flauta, Miles Okazaki en guitarra, Kristjan Randalu en piano, Aidan Carroll en bajo y Bodek Janke en batería).

    Jocelyn Medina en Common Ground, su nueva producción discográfica, fusiona de manera muy personal los cánones armónicos del jazz con ritmos tradicionales de Ghana y algunos modos de improvisación melódica provenientes del raga de la India.

    La concreción de este proyecto requería de una formación con la suficiente versatilidad para adaptarse a la diversidad estilística propuesta en el álbum y, a tal fin, Jocelyn Medina reunió un elenco de notables integrado por el eximio ejecutante de bansuri (flauta transversal de bambú originaria de la India) Steve Gorn, el experimentado guitarrista Pete McCann (Pete McCann Quintet, The Palmetto Allstars), la flautista Hadar Noiberg (Hadar Noiberg Trio, Jammin’ Divas), el ascendente pianista de jazz Art Hirahara (Art Hirahara’s Central Line, Bjorkestra), el contrabajista y bajista Evan Gregor (Phil Woods Quintet, Patti Austin Band), el baterista Mark Ferber (Ralph Alessi and the Against That, Alan Ferber Nonet), el percusionista -y especialista en música ghanesa- Robert Levin y el virtuoso ejecutante de tabla Samir Chatterjee.

    El exótico encanto del tema de apertura, Two But Not Two, encuentra su fuente de inspiración en uno de los pilares de la doctrina budista: el concepto de dualidad. La canción gira en derredor a un dueto vocal entre Jocelyn Medina y el cantante indostaní Achyut Joshi sobre el que luego se deslizarán las irreprochables intervenciones solistas de Pete McCann en guitarra eléctrica y Art Hirahara en piano y un remate de impronta asociada con el raga subrayado, estratégicamente, por los ornamentos que provee Samir Chatterjee en tabla y Steve Gorn en flauta bansuri.

    La letra de Common Ground, tema que da título al álbum, aspira a celebrar la comunión entre todas las personas sin importar sus diferencias culturales. Esto se traduce en una pieza que parece concentrar la diversidad estilística que distingue al alegato musical impulsado por Medina. En ese contexto, tendrá especial destaque la solidez de Mark Ferber en batería, los coloridos aportes de Hadar Noiberg en flauta y Robert Levin en percusión y las protagónicas exposiciones de Art  Hirahara en piano eléctrico y Pete McCann en guitarra.

    El andamiaje estructural de Meant To Be se basa en un raga jog característico de la música clásica indostaní. La composición –inspirada en la aplastante pobreza que agobia a la ciudad de Mumbai, India- abre y cierra con una sección de improvisación en cuyo centro sobresalen las preeminentes entregas de Jocelyn Medina en voz, Steve Gorn en bansuri y Samir Chatterjee en tabla.

    La cálida sencillez de Slow It Down –resaltada por la pureza vocal de Medina y el aquilatado solo en piano eléctrico de Art Hirahara- contrastará con la complejidad armónica del jazz y los ritmos sincopados africanos que emergen de Sink Or Swim, tema que incluye notables intervenciones solistas de Hadar Noiberg en flauta y Mark Ferber en batería y cuya letra refiere al devastador huracán Sandy que azotara la costa este estadounidense en 2012.

    Simple se aposenta estructuralmente sobre un raga sarang de la tradición musical indostaní en el que alternarán protagonismo el contrabajo de Evan Gregor, los adornos vocales de Jocelyn Medina, el tabla de Samir Chatterjee y la flauta bansuri de Steve Gorn. En cambio, Break Through transita un camino que se apega a las convenciones del formato canción pero permitiendo que la flauta de Hadar Noiberg brille con luz propia.

    En el final del álbum se suceden los chispeantes aires afro-brasileros de Second Through –rubricados por el preciso aporte percusivo de Robert Levin y una intensa irrupción solista de Pete McCann en guitarra eléctrica– y la austera intimidad narrativa de Waiting For desde donde aflorará un aquilatado soliloquio en contrabajo de Evan Gregor.

    Jocelyn Medina en Common Ground, partiendo de materiales heterogéneos, va construyendo un relato musical homogéneo e integrador que rescata la importancia de poder hallar la unidad en lo diverso y la diversidad del todo.

     

    La belleza del universo no es sólo la unidad en la variedad, sino también la diversidad en la unidad (Umberto Eco)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: