• Billy Martin And Socket: January 14 & 15, 2005

    • CevherShare

    Purification Of Wounds, Purification Of Wounds (part 2), Magic Baths, Transfigured Shelley, Black Lamp, The Dream Answers.

    Billy MartinMúsicos:
    Billy Martin: batería, percusión.
    Shelley Hirsch: voz.
    Ed Kang: violín, bajo, guitarra, trompeta.
    Shahzad Ismaily: bajo, guitarra, banjo, batería, percusión, melódica.
    Min Xiao Fen: pipa, voz.
    Cyro Baptista: percusión, voz.
    Grant Calvin Weston: batería, percusión, trompeta.
    Eddie Bobè: congas.
    Brian Marsella: melódica.

    Amulet Records, 2005.

    Calificación: Está bien.

    Billy Martin tiene como actividad principal ser el baterista del trío Medeski Martin and Wood. Sí, acertó, es el del medio, el Martin.
    Músico versátil, ha realizado además otro tipo de discos y experimentos, alejados sustancialmente de la labor con MMW.
    Ya sea a dúo con los también bateristas Calvin Weston y Bob Moses, en trío con Weston y DJ Logic, junto al conguero Eddie Bobè, Martin apostó por la experimentación sonora asumiendo riesgos aunque no siempre el resultado final haya sido el esperado o deseado por este escriba.
    Su primera banda se denominó Illy B (acompañado por Rob Sheps, Stomu y Rolf Sturm).

    Realizó numerosas muestras de arte, como puede certificarse en http://www.illyb.com/.

    Ha tocado además con Marc Ribot, John Scofield, Dave Tronzo, John Lurie, Bobby Previte, Electric Masada, Thomas Chapin, Oren Bloedow, Cibo Matto, Jane Scarpantoni, Michael Blake, Dave Tronzo y una infinidad de etcéteras.
    Posee su propio sello, Amulet Records, destinado casi exclusivamente a los amigos de los parches y es justamente por Amulet que acaba de editar en los Estados Unidos su último disco.
    Grabado en dos noches en el Tonic de New York y titulado con las fechas de esas actuaciones, el álbum es otra ardua entrega que requiere del oyente una gran atención y concentración.

    No se trata del simple disco de un baterista con una banda de acompañamiemto. Al comienzo, parece que estamos en presencia del Electric Masada. No es así por supuesto, pero que sirva para dejar en claro las enormes diferencias existentes entre este trabajo y su aporte en MMW.
    Podemos decir que se trata de avant-jazz. La presencia de 4 percusionistas nos asegura una gran dosis de estruendo. Las guitarras distorsionadas y el violín electrónico de Eyvind Kang refuerzan la cuestión. Y la voz de Shelley Hirsch no agrega algo que podamos emparentarlo con la calma.

    Este tipo de proyectos corren en general con la posibilidad de transformarse en un ejercicio onanista. El disco es serio; también es ruidoso y la sensación es que lo auditivo necesitaría de lo visual. Imaginamos un gran despliegue, pero tenemos solamente el audio.
    Y por momentos hay necesidad de darle un descanso a los tímpanos.
    De escuchar, sí; pero en cuotas.

    El experimento no es fallido; hay momentos realmente interesantes en Magic Baths y Black Lamps. Pero también los hay (muy) arduos, con cierta tendencia "noise" que termina resultando apabullante.
    Billy Martin ha decidido tener una carrera solista que se aleja notoriamente de los convencionalismos estéticos del trío que conforma con Wood y Medeski.
    Es de esperar que esa necesidad de despegue no se transforme en una obligación.
    Por lo escuchado aquí, hay con qué.
    La propuesta es más que interesante aunque los desbordes ganen por goleada.

    Marcelo Morales.

    Notas Relacionadas o de Interés: