• Uri Caine’s Bedrock: Shelf-Life

    • CevherShare

    Steakjacket Prelude, Steakjacket, Defenestration, Wolfowitz In Sheep’s Cloth, Blakey, On the Shelf, Darker Bionic Cue, Strom’s Theremin, Oder, Murray, Be Loose, Watch Out, Bauwilklogge (Dedicated to Mel Lang), Shish Kabab Franklin, Interruptus, Hello, Sweat.

    Uri Caine.jpg
    Músicos:
    Uri Caine: teclados
    Zach Danziger: batería y percusión
    Tim Lefebvre: bajo y guitarra
    Invitados especiales:
    Ralph Alessi: trompeta
    Bootsie Barnes: saxo
    Ruben Gutierrez: clarinete
    Dj Olive: electronics
    Bunny Siegler: voz
    Arto Tuncboyaciyan : percusión
    Luke Vibert: programas
    Barbara Walker: voz
    Dan Zank: programas

    Winter & Winter, 2005

    Calificación: Dáme dos (veo doble)

    Vamos a escuchar el nuevo disco de Uri Caine, Shelf-Life, ¿me acompañan?
    Todo nuevo trabajo de Uri Caine es razón suficiente para un brindis. En realidad cualquier motivo es suficiente para tal acción. Si me permiten, abriré una botella de cabernet sauvignon de la mejor calidad.
    ¡Qué presentación! Hablo del disco. Un arte de tapa con la calidad y buen gusto que acostumbra ofrecer el sello Winter & Winter. Descorchemos… el vino, claro (¿cómo voy a descorchar un  disco?). Me voy a servir una copita. Permiso…
    Antes de proceder, corresponde decir que Uri Caine tiene la capacidad de absorber lo esencial de cualquier estilo y formato musical para luego reciclarlo y lograr algo totalmente nuevo y diferente.
    Y como yo tambien tengo capacidad para absorber… ¡salud!
    Shelf-Life es el segundo disco del proyecto Bedrock. En él, conviven las últimas tendencias de la música electrónica combinadas con el jazz eléctrico de la decada del ‘70. En Bedrock también confluyen el soul y el drum’n’ bass, el rock y la música disco. Una mezcla explosiva que utiliza como detonador un sentido del humor ácido y cargado de complicidades.
    Vamos al primer tema, pero antes… otra copita. ¡Salud!
    Steakjacket demuestra que el jazz eléctrico ha resurgido de las cenizas como el Ave Fénix. El tema me recuerda (y bastante) a… ¿a Brand X ? El jazz eléctrico de los setenta, en el mejor de los casos, ha pasado a formar parte de algún museo; pero para la mayoría permanece completamente olvidado. Sin embargo ha regresado… ¿para quedarse? Brindemos por eso… ¡salud!
    El tema siguiente es Cabernet…no… Pinot Noir… ¡qué más da!
    La realidad es una alucinación causada por la falta de alcohol. ¡Je! De pronto me dieron ganas de reírme… ¡salud! ¡Ja Ja!
    Mejor vamos al tema tres, Defestration. Allí nos encontramos con un  disco-samba que me recuerda el soundtrack de alguna de las películas de Tristán. También veo doble. ¡Qué ganas de bailar!
    La verdad es que no sabía que podia bailar tan bien y mucho menos sobre la mesa… y desnudo… ¡salud!
    La siguiente copa se llama… ya se los dije… el jazz eléctrico ha resurgido… como el Gato Félix… ¡salud!
    La propuesta de Bedrock recuerda mucho a aquellos tríos de la década del ’70 en las que el teclado, el bajo eléctrico y el sonido funky de la batería eran el sello distintivo. Pero Bedrock, partiendo de ese formato, nos propone recorrer un camino mucho más moderno con el aporte fundamental de electrónicos y samples sobre los que el trío base y un DJ improvisan.
    Arranca Blakey y nos envía directamente a algún capítulo de la serie Starsky y Hutch, con sirenas y todo… no… momento… ahora suena como… Las Calles de San Francisco. Pero sin Michael Douglas ni Karl Malden.
    En On the Shelf, en cambio, suenan como los Headhunters. Caine aprovecha la ocasión para hacer la GHHI (Gran Herbie Hancock Invertida). Recicla la basura y hace música … mientras que el otro… ¡salud, Herbie!
    Strom’s Theremin, sin temor a equivocarme, es la cortina musical de un programa televisivo. No recuerdo cuál, pero seguro es uno de ésos en que hay concursos, premios, pero también concursos y premios. Ganamos o perdemos igual bebemos… ¡salud!
    En Watch Out  visitan el soul. Los pibes Danziger y Lefebvre… son una desgracia. Parece que Uri Caine encontró… encontró en ellos… la hormona de su zapato… la horma de su queso… la… ma’ sí… ¡salud!
    Ahora en Shish Kabab Franklin tenemos la música de Flint, peligro supremo. Con James Coburn como el Superagente Flint. ¿Se acuerdan?
    ¡Tocáte otra gordo! Y toca Hello. Tema apto para ilustrar algún capitulo de SWAT. Bedrock energiza y desconcierta… es… un deshecho de virtudes… digo… la verdad es que es un disco impotente… me siento imponente… ¡salud!
    Escuchemos la copa que sigue… perdón, quiero decir… bebamos otro tema… hagamos las dos cosas al mismo tiempo… ¡salud!
    Brindo por toda la familia Caine. Uri Caine, Michael Caine, eh… Caine y Abel también… y el otro… el primo… el que doblaba las cucharas… eh… Uri Geller. Fondo blanco… ¡salud!
    Síntesis:
    “El creador original no es aquél que no imita a nadie, sino aquél a quien nadie puede imitar” (Rene de Chateaubriand)
    ¿Chateaubriand? A ése lo descorchamos en el próximo disco de Bedrock. Quizás antes.

    Sergio Piccirilli.

    Notas Relacionadas o de Interés: