• Satoko Fujii Quartet: Angelona

    • CevherShare

    An Alligator In Your Wallet, Collage-In the Night, A Poor Sailor, Journey Into the West, Cicada, A Brick House.

    Músicos:
    Satoko Fujii: piano
    Natsuki Tamura: trompeta
    Takeharu Hayakawa: bajo
    Totsuya Yoshida: batería
    Libra Records, 2005

    Calificación: Dame dos

    El psicólogo Tony Buzan, partiendo de la premisa de que todos actuamos conforme a nuestros modelos y criterios de pensamiento y que nuestra forma de abstraer lo que percibimos va creando ideas y asociaciones que nos facilitan acceder dentro de nuestra memoria a una información especifica, creó el concepto denominado: mapas mentales.

    Estudiosos del cerebro humano han determinado que el hombre utiliza sólo un diez por ciento de su potencial.

    De las mujeres no hablaron…

    ¿Los cerebros de los estudiosos también funcionan al 10 por ciento? Inclusive parece que hay distintos tipos de cerebros…

    Hay un cerebro reptílico o cerebro primitivo (conozco varios) que está ubicado en la parte superior de la médula espinal, que nos lleva a hacer las cosas instintivamente: las rutinas, los hábitos…

    Y otras bastante divertidas.

    También hay un cerebro límbico o mamífero, localizado detrás de la cara (¿la cara de quién?) y que está envuelto en las experiencias y las emociones…

    Y la denominada neocorteza que nos permite pensar, hablar, percibir, imaginar y comportarnos como seres civilizados… (salvo que nuestro equipo favorito pierda sobre la hora con un penal inventado por el árbitro)

    Digo todo esto porque…

    ¿Por qué? ¡Ah sí! Porque el tal Tony Buzan descubrió o inventó (¿o copió?) los mapas mentales.

    Buzan dijo que para interpretar mejor el concepto, bastaba con un simple ejemplo: si a una persona se le pregunta qué sucede en su cerebro cuando en ese momento está escuchando música, se obtendría una respuesta simple y compleja a la vez debido a la capacidad de percepción multidireccional que tiene el cerebro para procesar informaciones y en forma simultánea.

    ¿Le quedó claro?

    A mí… ¡para nada!

    Bueno, si tiene algún reclamo redáctele una carta a Buzon y échela en el Buzan…o si prefiere, al revés.

    Para comprobar la teoría vamos a poner en el combinado con púa de diamante el nuevo disco del Satoko Fujii QuartetAngelona”…

    Ahora hágame preguntas sencillas:

    -¿Ya puedo preguntar?

    Tauro

    -¿De qué signo sos?

    De Racing

    -¿Cuál es tu equipo favorito?

    Sexo

    ¡Suficiente! ¡Suficiente! Esteee… Comprobamos dos cosas:

    • 1. Efectivamente el cerebro es una gigantesca máquina de asociaciones ramificadas, un biordenador con líneas de pensamiento que se irradian a partir de un número infinito de nodos de datos.
    • 2. Satoko Fujii provoca la aceleración de la gigantesca máquina de asociaciones ramificadas y hacen que el biordenador no respete semáforos ni señales, y mucho menos límites de velocidad, creando un caos de tránsito en los nodos.

     

    Fujii es una de las compositoras y pianistas más prolíficas de la nueva música creativa. Su talento expresado en diversos formatos (sola, duetos, en trío, en cuarteto o con orquesta) conjuga diferentes corrientes musicales: jazz, música clásica, rock progresivo, música folclórica de Japón, tango, free jazz, blues, etc.

    Si, como dice Buzan, hay un mapa mental, el de Fujii debe ser un planisferio sin división política…

    De su casi inabarcable obra, confieso tener una particular debilidad por el Satoko Fujii Quartet. En ese proyecto, como en ningún otro, Fujii se aproxima al rock pero conservando las características esenciales de su concepción musical. Esto arroja como resultado una combinación de elegancia y fogosidad, de complejidad y pasión, de intensidad y exhuberancia, de claridad y contundencia.

    Todo eso es lo que provoca y promueve la música de Satoko Fujii.

    Nuestro amigo Buzan diría que las emociones humanas como el amor, el odio, el miedo, la ira, la alegría y la tristeza están controladas por el cerebro.

    Y con Fujii, sólo es cuestión de asegurarse que sea el propio.

    El Satoko Fujii Quartet debutó con Vulcan en el 2002, siguió con Minerva en el 2003 y continuó con Zephiros en el 2004. Ahora nos llega su cuarta entrega: Angelona.

    ¿Y qué diferencias podemos hallar en este nuevo trabajo?

    “Podría decir que es mas “pop” pero sin abandonar nuestra energía natural”,  nos decía Fujii en el reportaje que le hiciéramos para este medio recientemente.

    Claro que su concepto “pop” requiere de esfuerzos poco habituales para nuestro debilitado cerebro .

    Recordemos que el cerebro es la parte del cuerpo que más trabaja. En algunos casos la única… y en otros, ni siquiera…

    El disco abre con An Alligator In Your Wallet un exponente clásico del Quartet en el que confluyen el jazz y el rock en líneas de atrapante complejidad.

    Collage-In the Night nos trae una melodía de inédita simpleza en relación al núcleo creativo de la banda.

    A Poor Sailor es una particular aproximación al blues.

    En Cicada hallamos una estructura asimétrica construida sobre un eje de tríos rotativos.

    A Brick House expresa cabalmente el dramatismo característico de las composiciones de Fujii y permite el lucimiento individual de sus integrantes.

    Y esos son los títulos… Imagínese el resto.

    Buzan dice que para elaborar un mapa mental es necesario identificar unas o varias ideas básicas. Y luego seguir las leyes de la cartografía mental: a) utilizar el énfasis b) utilizar la asociación c) expresarse con claridad d) desarrollar un estilo personal.

    Teniendo en cuenta estos principios, sobre este disco del Satoko Fujii Quartet podemos decir y respetando el orden recién mencionado:

    • a) ¿Fujii? ¡Qué bestia!
    • b) Como una… ¡bestia!
    • c) B-e-s-t-i-a
    • d) ¿Ves, tía ? 

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: