• Tony Iommi / Glenn Hughes: Fused

    • CevherShare

    Dopamine, Wasted Again, Savior Of the Real, Resolution Song, Grace, Deep Inside the Shell, What You´re Living For, Face Your Fear, The Spell, I Go Insane.

    Músicos:
    Tony Iommi: guitarras.
    Glenn Hughes: voz y bajo.
    Kenny Aronoff: batería.
    Bob Marlette: teclados.
    Sanctuary Records, 2005

    Calificación: Está bien.

    Para quienes no están al tanto, Tony Iommy ha sido y es el factotum de la ya clásica banda de heavy metal Black Sabbath y Glenn Hughes pasó a la fama como bajista y cantante de Deep Purple hace ya treina años. Ambos se reunieron por primera vez en 1986 para el disco Seventh Star de Sabbath y la cosa no terminó bien. Luego de dejar atrás toneladas de locura y drogas (Iommi creerse vampiro, o algo así, y vivir sólo de noche y en castillos y Hughes aspirarse hasta el polvo de los muebles, dice la leyenda), se reunieron primero en 1996 para armar un disco que  nunca vio la luz hasta el año pasado, lo que generó la intención de generar este proyecto.

    Nunca me gustó Black Sabbath salvo algún que otro ocasional tema con Ozzy Osbourne. Hace unos días llegó a mis manos este disco y contra mis más profundos deseos; pero como nobleza obliga, finalmente lo escuché. Me sorprendió: es un disco sobrio, duro, directo, muy potente y como sí era de esperarse, oscuro.

    Todo el concepto gira en la idea de un típico power trío; Marlette toca algunos teclados incidentales, con los solos sobregrabados y nada más. El resultado es un disco clásico y a la vez muy moderno. En la gacetilla de prensa dice que Iommi se caracteriza por poder pasar horas inventando riffs… y este disco parece confirmarlo. Hughes canta menos afectado en este disco que en los propios y para mí ratifica que es uno de los mejores cantantes del estilo. Demuestra una versatilidad poco común, del susurro al alarido y de los bajos a los agudos sin ningún problema y con solvencia. Los solos de Iommi no se destacan pero se debe a lo compacto del paquete, los temas están muy bien armados: tienen variedad, sorpresa e intensidad utilizando elementos standards del género, pero aprovechándolos bien. Ningún tema pasa sólo por un único carril, varían los tempos e intensidades constantemente.

    Aronoff es lo que los norteamericanos llaman «hired gun«, un sesionista de mucha experiencia que tocó mucho tiempo con el cantante country John Cougar Mellencamp, pero que lejos de decepcionar ha encajado a la perfección, a tal punto que saldrán de gira con él en trío.

    Es muy interesante cómo algunas cosas están dando la vuelta completa… este disco me hace acordar a Dream Theater, menos elaborado y más directo, pero desde algunos arreglos, el sonido y sobre todo las melodías de voz y las letras. ¿el huevo o la gallina?. Las letras, tema al que muchas veces no me refiero, además de estar bien, todas sobre temas bastante intimistas, transmiten bien las emociones y sensaciones que plantean. Obviamente tampoco son inolvidables pero van bien con la música.

    Entrar en un análisis detallado tema por tema, en este caso no le veo demasiado sentido, pero sí se puede decir que el track que cierra el disco y el más extenso del mismo es el mejor con todos los elementos de un clásico: arranca como una balada muy sentida para luego despegar por todo tipo de riffs al tempo que quieran… para volver a la balada. Lo más flojo es Deep inside your shell, que es el tema más monótono e intrascendente del disco.

    Federico Larroca

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: