• Bill Evans / Randy Brecker: Soul Bop Band Live

    • CevherShare

    Disco 1: Rattletrap, Big Fun, Above & Below, Let´s Pretend, Some Skunk Funk, Greed.
    Disco 2: Soul Bop, Tease Me, Cool Eddie, Mixed Grill, Hangin´ in the City, Dixie Hop.


    Músicos:
    Bill Evans: saxofón.
    Randy Brecker: trompeta.
    David Kikoski: teclados.
    Hiram Bullock: guitarra.
    Victor Bailey: bajo.
    Steve Smith: batería.
    JVC, 2006

    Calificación: Está muy bien

    Bill Evans y Randy Brecker, a pesar de sus intentos con boinas, cabellos al viento y ropas modernas, tienen una larga trayectoria dentro del jazz y ambos han explorado el lado más eléctrico del género, pero con definidas raíces en la tradición. Brecker en particular, tiene ese aire callejero, una suerte de versión blanca del espíritu negro del jazz, que lo hace enérgico y emotivo al tocar. Ambos comparten una muy buena técnica y sonido.

    Grabados durante 2004 y 2005, estos discos reflejan el espíritu de una banda con corazón, espíritu de grupo y no un conjunto de individualidades.

    Puede ser que este álbum doble no tenga nada nuevo o que no hayamos escuchado antes, pero sí tiene una interesante vuelta de tuerca: no suena a fusión. Esto también se debe a que casi todos los temas (Tease me sería la excepción), ya han sido grabados con anterioridad por Evans, Brecker o Bullock; este último contribuye con dos composiciones.

    Suena bop, funky y soul, pero no se pasa por el sonido de típico de fusión.
    Además cuando suena bop, lo hace en serio aunque la base no sea la típicamente jazzera. Esto se debe en gran parte a la elección de los músicos. Victor Bailey viene más del jazz-rock que de la fusión; Kikoski es bien jazzero y aquí sorprende por su versatilidad fuera del piano en el territorio de los teclados; Bullock es bien negro y canta; y Steve Smith, si bien ha sido un actor importante de la fusión de los ‘80, en los últimos años ha conjugado sus dos facetas (rock y fusión), en una sola convirtiéndose, tal vez, en el más rockero de los jazzeros… o viceversa. Obviamente hay cosas que recuerdan a los Brecker Brothers, desde las composiciones, arreglos y formación, pero todo pasado por el tamiz antes descrito.

    Dicho esto, el sonido es más crudo pero impecable, al igual que la performance de los músicos tanto desde lo colectivo como desde lo individual. Colectivamente son muy sólidos y agresivos. Individualmente, cada uno hace lo suyo a la perfección con gran dominio de sus respectivos instrumentos y con calle.
    Rattletrap arranca el disco a todo vapor y marca el sendero de lo que vendrá; una base shuffle, swingueada, con arreglos bop de vientos, un piano jazzero, y bajo y guitarra funk. Con Big Fun bajan un cambio y el funk toma el control. Above & Below  es en el estilo del primer track pero más jazzero y con un mayor acercamiento a la fusión de los Brecker Brothers (de hecho, creo que este tema está en el DVD Live in Barcelona). Let´s Pretend es la balada infaltable para dar respiro en un show de estas características, aunque para mi gusto muchas veces son los temas de los que se podría prescindir. Con Some Skunk Funk vuelven con todo; un tema un poco más duro que sus predecesores, más directo y tal vez menos sutil, pero ciertamente efectivo; este tema tiene un solo de bajo de Bailey que, pensado en el contexto de un show, está bien.

    Greed y Tease me son los temas más rockeros o blues-rock del set; esto se debe a que son composiciones de Hiram Bullock. Tease me tiene una clara influencia funk. Sin embargo no desentonan con el resto de las composiciones y brindan un buen balance. Tal vez Bullock no debería cantar… pero no molesta.

    Soul Bop también abre el segundo CD a toda orquesta, en la misma onda que Rattletrap y Above & Below, con excelentes solos de Kikoski en piano y de Evans en soprano. Este tema, por algún motivo sonoro, por momentos me recuerda a Kirkland y Branford Marsalis con Sting. Cool Eddie parece de una serie de los ´70, pero está bien logrado y es como su nombre lo indica, un tema cool. Mixed Grill sigue la onda cool pero con más funk y unas muy lindas armonías. Hangin’ in the City es bien setentero, cantado de manera callejera, ese jazz-funk sucio pero divertido. Y para cerrar, Evans y Brecker se matan en Dixie Hop; para hacer el show completo, vuelve el jazz-rock con Bop.

    La banda es un lujo, los temas están todos buenos, bien desarrollados y dan lugar a excelentes improvisaciones; además tocan bárbaro y se nota que se divierten. Esto último es refrescante entre tanta intelectualización del jazz. En definitiva, como en los viejos tiempos: ¿tocan o no tocan? ¿de qué lado están?. La respuesta es clara, tocan bárbaro.

    Ah, me olvidaba, si les molesta la trompeta con efectos… no escuchen este disco.

    Federico Larroca

    Notas Relacionadas o de Interés: