Ara Anderson: Andersongs

Hammer Museum – Westwood (USA)
Jueves 2 de Agosto de 2007 – 20:00 hs.

Con motivo del Segundo Ciclo Anual JazzPOP, se presentó en el Hammer Museum, en doble programa, el multiinstrumentista Ara Anderson liderando las agrupaciones: Iron & the Albatross y Boostamonte!.
Anderson es una joven promesa de la escena de la costa oeste estadounidense que ha obtenido prestigio y reconocimiento al integrarse recientemente a Tin Hat y también por sus periódicas colaboraciones con el cantante Tom Waits y la diva del indie folk, Jolie Holland.
Ya tenemos sobre el escenario al primero de sus proyectos: Iron & the Albatross. Banda integrada por Ara Anderson en trompeta y piano de juguete, Kimry Esainko y Katy Stephan en órgano y celesta y la organizadora del ciclo JazzPOP, Lisa Mezzacappa, en contrabajo.


El inicio es con la perversa dulzura de Teeter Board Dance. Un entramado melódico enraizado en antiguas formas folclóricas europeas con retazos de música gitana, que simulan un intento por recrear la atmósfera surrealista del circo. Todo subrayado aquí por la inhabitual paleta de sonidos que proponen la celesta de Stephan, el pump organ de Esainko, el contrabajo de Mezzacappa y la trompeta de Anderson.

Siguen con el chispeante Tiny Clocks, otro incentivo a la imaginación que acepta referencias de algunas obras de Julius Fucik como Entrada de los Gladiadores o la Marcha Florentina, composiciones que hoy en día se asocian inmediatamente con la música circense.
Con total seguridad describiré la propuesta de Ara Anderson como junky circus music. Digo esto en base a conocimientos acumulados, estudios comparativos realizados, acopio de datos y un “poquitito” porque así es como denomina Anderson lo que hace con Iron & the Albatross.

La camarística expresividad de Musee Mecanique está inspirada en el famoso museo de la ciudad de San Francisco, en el que se exhiben arcaicos instrumentos musicales operados mecánicamente y antiguas máquinas de juego y animación, pertenecientes a la colección privada de Edward Galland Zelinsky. Entre las piezas más famosas podemos mencionar “La caja de música Regina” de 1892, el “Piano Seeburg” de 1923, el “Bimbo box” de 1958 y mi favorito: “Hombre bebiendo”, máquina con la que me identifico plenamente pero a la que, a su vez, supero con holgura ya que para beber nunca necesité un dispositivo mecánico, ni que me den cuerda; y mucho menos tuve la humillante necesidad de que me inserten una moneda en la ranura.

En The Vagabond, Katy Stephan pasa al órgano y desarrolla un pasaje en el que se entrelazan el contrapunto y el fugado con la fluidez y la expresividad de las escuelas clásicas italianas. Al incorporarse el resto de los instrumentos, el cuerpo melódico obtiene una dinámica con acentos populares que involucran diferentes tradiciones folclóricas europeas.
El sugerente North Sea, con su sesgo sombrío y melancólico, nos traslada imaginariamente a navegar por un lejano mar escandinavo.
A continuación hacen Tri Puta Mi Cukna, que no explicaré qué significa porque puede haber niños que estén leyendo este comentario. Sólo diré que es un tema tradicional de Macedonia y que incluye un excelente solo de trompeta a cargo de Anderson. Pero…
Con todo respeto por los macedonios… Tri Puta… ¿no será mucho?

Chinese Opera ofrece una exótica y experimental referencia a la ópera china. En cambio Blackbeard nos ubica en una película muda que podría tener como protagonista a un ser vulgar o un borracho o un monstruo. Para ser sincero, sé de alguien que conjuga los tres elementos pero no es actor, ni creo que Anderson lo conozca.
Horacio’s at Thanksgiving es una caravana que inicia en las raíces del folk estadounidense y pasa por la música de cámara para arribar finalmente a la profunda identidad cultural de la ancestral tradición gitana.
El cierre será con Old World, composición de Ara Anderson incluida en el ultimo trabajo del Tin Hat, The Sad Machinery of Spring. Aquí, en versión con matices y texturas diferentes pero que conservan el discurso atemporal y la nostálgica intimidad del original.
Merecidos aplausos rubrican el final de la primera parte.

Intermedio. Momento apropiado para estirar las piernas, fumar un cigarrillo, beber unas copas con amigos, conocer a la mujer de nuestros sueños, tener hijos… uno abogado, la nena pediatra y los otros…
¡No! Creo que estoy exagerando. Sólo hubo tiempo para un hijo y está en el jardín de infantes… hincha de Racing… como el papá.


Ahora es el turno de Boostamonte!, banda que integran Ara Anderson y Henry Hung en trompetas, los trombonistas Adam Theis y Joel Behrman, Charlie Gurke en saxo barítono, Joe Cohen en saxo alto, la contrabajista Lisa Mazzacappa y Andrew Kitchen en batería.
Si bien en Boostamonte! hallamos elementos unificadores con la propuesta de Iron & the Albatross tales como el carácter narrativo y la recurrente referencia al arte circense, ambos proyectos son diametralmente opuestos. Boostamonte! es una brass band de vanguardia que combina el denominado gansta funk de fines de los ochenta, libre improvisación, la salsa neoyorquina de la década del setenta y una galería de personajes de la era de oro de la radio.

La apertura es con el contundente Segue, un mosaico de sonidos, texturas y climas con constantes cambios de ritmo. La partitura es de alto vuelo. Esto queda comprobado tanto por la riqueza técnica de su contenido como por una inoportuna brisa que hace volar por los aires las partituras. Los arreglos son ágiles y precisos.
Los músicos también, en especial para atrapar papeles en pleno vuelo.
En Captain’s Nemo Last Adventure subyace el bullicioso y efervescente espíritu callejero de las brass bands pero describiendo una parábola vanguardista que los asocia con grupos como Reptet o el Skerik’s Syncopated Taint Septet. En la jubilosa interpretación de The Acrobat confluyen ritmos afro caribeños y el jazz, en un acuerdo tácito con la corriente de música salsa nacida en New York hace más de tres décadas.

En Marionettes se aproximan al heavy funk con espacios suficientes para incluir un pasaje en contrapunto de carácter lúdico, un solo en barítono lleno de gracia a cargo de Charlie Gurke y con Ara Anderson alternando su trompeta con el viejo oficio de disc jockey.
Siguen con la breve Superman. Desde la bandeja gira discos de Anderson surge la voz de Jackson Beck, narrador del exitoso ciclo radial de los años cuarenta dedicado al famoso superhéroe. 
Saben de quién estoy hablando, ¿no? El hombre de acero que volaba como un pájaro y usaba la ropa interior arriba del pantalón.
Una intro de carácter cinemático nos conduce a Iron & the Albatross. Una estructura funky con cortes milimétricos que intentan reunir conceptualmente el arte minimalista y las formas geométricas de Sol Lewitt con el grotesco y fragmentado hip hop callejero de Jay Z.

The Stalker no se relaciona con la magnífica película de Tarkovsky sino con la macabra serie radial de 1944 The Strange Dr. Weird, creada por Robert Arthur y David Kogan (también autores de The Shadow y Nick Carter) Un ritmo sincopado con enfáticas líneas de bajo y cortas frases de los vientos que propician brillantes intervenciones de Adam Theis en trombón y Lisa Mezzacappa en contrabajo.
El aire latino de Trapeze Artist refiere a una de las actuaciones circenses tradicionales: los trapecistas. Los artistas de circo en general caen bien, sobre todo los trapecistas. Las que no me gustan para nada son las mujeres barbudas, aunque… ¿quién no ha tenido en su vida alguna vez una mujer con bigotes, no? Eso sí, hombres bala… jamás.

El título del siguiente tema, Dr. Dre Meets Thelonious Monk, es una explícita descripción de su contenido. Una innovadora fusión que reúne en un mismo espacio al padre del gansta funk o ghetto funk con uno de los íconos del jazz de todos los tiempos. Para finalizar, brindarán una enérgica versión de Golgotham, composición del inolvidable Thomas Chapin. Un cierre notable, vivaz, elocuente y poderoso que incluye un imperdible dueto de saxos entre Gurke y Behrman. Cerrada ovación.
Historias fantásticas y extraños personajes.
Ecos de una lejana realidad.
Un viaje a un mundo diferente, lleno de canciones, las… Andersongs.

Sergio Piccirilli

Se agradece el aporte de las fotografías tomadas por:
ND Koster
http://www.ndkoster.com
Caroline Perez
http://www.carolineperez.net/
con el agregado de Golden Gate Xpress Online

One thought on “Ara Anderson: Andersongs

  • 30 de enero de 2023 at 1:06 pm
    Permalink

    It would be valuable to knock out genes in isolated cells and simultaneously visualize these mutant cells to examine phenotypes with high anatomical resolution cialis 20 mg eCollection 2018 Nov 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *