• Lo Bueno Viene Por (la) Independencia

    • CevherShare

    No nos referimos a una de las avenidas más transitadas del centro porteño (para los que no son de por acá, el “centro porteño” está situado en la Capital Federal, Argentina), sino al carácter de algunas ediciones de muchos músicos argentinos que piden pista

    Bastó que Guillermo Klein, en nuestra entrega anterior dijera “Me gusta, música argentina desde New York” para que nos picara el bichito. Y (mire usted cómo son las cosas), el propio Emilio Teubal, que andaba argentineando un poco, nos acercó el disco de referencia, La Balteuband.
    Y una vez más, Klein estuvo en lo cierto. Porque es música argentina (¿folclórica?) original, compuesta por el pianista y arreglador Emilio Teubal, a quien acompañan Franco Pinna en batería y bombo legüero, Moto Fukushima en bajo eléctrico, Kobi Solomon en saxo soprano y clarinete y Felipe Salles en saxos tenor y soprano. Como invitado aparece el flautista Mariano Gil.
    El álbum se grabó en abril de 2006 y sería una enorme injusticia que el interesantísimo La Balteuband no se consiguiera fácilmente en la Argentina.
    http://www.emilioteubal.com/

    Quien también nos acercó su material fue el saxofonista (soprano) Pablo Ledesma, quien junto con el pianista Pepe Angelillo grabaron el interesantísimo Memorial, en homenaje al gran Steve Lacy.
    El CD se grabó el 3 de marzo de 2007 en el salón de actos del Bachillerato de Bellas Artes – UNLP – La Plata y, además de composiciones del homenajeado, incluye temas de Billy Strayhorn, Charlie Mingus, Enrico rava y Pablo Ledesma.
    Así nomás entonces, ellos dos, solitos, sin sobregrabaciones, ni loops, ni efectos, ni nada de todo eso que muchas veces es pura molestia pura y maquillaje de carencias, ellos dos, decíamos, brindan un Memorial donde el respeto no acota a la originalidad ni a las libertades. Lacy, cuentan, anduvo por la Argentina en 1966 escapando de ciertos desastres estadounidenses que ya en ese entonces eran moneda corriente; y aquí lo agarró de volea el golpe de Onganía y no la pasó muy bien que digamos.
    El saxofonista murió en 2004, pero seguramente este CD sirva para descontar algunas culpas argentas.
    http://www.lumenan.com.ar/

    Notas Relacionadas o de Interés: