• King Crimson en concierto: La celebración

    KCOneMartes 3 de septiembre de 2019 – 19:30 hs.

    Greek Theatre (Los Angeles, USA)

    La legendaria banda británica King Crimson llegó a la ciudad de Los Angeles como parte de la gira denominada “Celebrating 50 Years – 2019” para ofrecer un concierto en el afamado Greek Theatre con una alineación en septeto integrada por Robert Fripp en guitarra y teclados, Jakko Jakszyk en guitarra y voz líder, Mel Collins en saxos y flauta, Tony Levin en bajo, stick y coros, Pat Mastelotto y Gavin Harrison en baterías y percusión y Jeremy Stacey en batería, percusión y teclados.

    King Crimson es -y no caben dudas- una de las agrupaciones más admiradas e influyentes de la historia del rock; pero, además, muchos de los postulados musicales propuestos durante sus cinco décadas de existencia siguen manteniendo hoy una asombrosa vigencia e indiscutible valor estético.

    La obra de este proyecto capitaneado por el notable guitarrista y compositor Robert Fripp, aparece documentada en una fértil producción discográfica que comprende trece álbumes en estudio (In the Court of the Crimson King de 1969, In the Wake of Poseidon y Lizard de 1970, Islands en 1971, Lark’s Tongues in Aspic de 1973, Starless and Bible Black y Red de 1974, Discipline en 1981, Beat de 1982, Three of a Perfect Pair de 1984, Thrak en 1995, The ConstruKction of Light de 2000 y The Power to Believe en 2003), varios registros en vivo, recopilaciones y EP’s e incontables bootlegs.

    El grupo también se ha caracterizado por los continuos cambios de formato e integrantes y su nueva encarnación -plasmada a partir de 2013- no fue la excepción.

    Sin embargo, esta reciente etapa contiene aspectos, características e ideas que difieren visiblemente de las experimentadas por la banda con anterioridad.

    Esta es la primera vez que presentan una nueva configuración (la séptima en el historial de King Crimson) y salen de gira sin que ello fuera precedido o estuviera acompañado por el lanzamiento de un álbum en estudio.

    No obstante, eso no ha impedido que la banda introduzca nuevo material en las ediciones de material en vivo publicadas desde 2014 a la fecha: El EP Live at The Orpheum de 2014, Live in Toronto, Queen Elizabeth Theatre, November 20, 2015 y el triple Radical Action To Unseat The Hold of Monkey Mind -ambos editados en 2015- y Official Bootleg: Live in Chicago, June 28th, 2017, Live In Vienna, December 1st 2016 (UK Edition) y el box set Meltdown: Live in Mexico City de 2018.

    KCThreeLa idea pergeñada por Robert Fripp para este nuevo periodo no se circunscribe a subrayar que King Crimson es en esencia una banda en vivo (aspecto que en la rueda de prensa remarcaría con la frase: “Nuestros discos siempre han sido cartas de amor, los conciertos son citas ardientes”) sino que, además, quería contar con una formación capaz de abarcar todo el repertorio de la banda (de hecho, durante esta gira han incluido temas de toda su discografía con excepción de Three of a Perfect Pair de 1984) y que estuviera en condiciones de ofrecer una propuesta escénica superadora a la del período 1990/2003 y el breve regreso como quinteto producido en 2008.

    Lo cierto es que el puñado de presentaciones ofrecidas en un inicio con esta alineación, se fue transformando en diecinueve conciertos en salas pequeñas del segundo tour hasta llegar a las cuarenta y nueve fechas, treinta y cuatro ciudades y tres continentes recorridos durante la actual gira con conciertos de tres horas de duración y en grandes teatros.

    En varias entrevistas Robert Fripp ha señalado que su aspiración con el actual King Crimson es “llegar a oídos inocentes”; es decir, que pueda convocar a un público que no conoce su música o que nunca tuvo la oportunidad de ver a la banda en vivo.

    La composición del auditorio para el concierto en el Greek Theatre permite deducir que ese objetivo fue superado ampliamente ya que, además del publico habitual para una legendaria banda de rock como King Crimson, también había una fuerte presencia juvenil.

    Es tiempo de concierto.

    Una muestra pregrabada que amalgama la presentación del concierto, recomendaciones al público y la melodía del Cumpleaños Feliz desemboca en Drumsons, tema estrenado durante esta gira, que tiene como protagonistas excluyentes a Pat Mastelotto, Gavin Harrison y Jeremy Stacey en baterías y percusiones, tanto acústicas como electrónicas.

    Ese pasaje transmutará –sin interrupciones y ya con el septeto a pleno- en una poderosa versión de Larks’ Tongues in Aspic, Part One. La revisión ofrecida en la noche angelina conserva todas las secciones del original contenido en el disco Larks’ Tongues in Aspic de 1973 pero abreviando su duración, con mayor variedad tímbrica e incorporando una notable -y muy festejada- exposición solista de Mel Collins en flauta que incluirá citas de Tequila, la legendaria canción grabada en 1958 por The Champs.

    KCFourLuego de la irreprochable interpretación de Suitable Grounds for the Blues, tema procedente del álbum triple de 2016 Radical Action to Unseat the Hold of Monkey Mind, llegará una magnífica y arrebatadora versión de Red (del álbum homónimo de 1974), pasaje que encuentra sus puntos sobresalientes en el riff con variaciones elaborado por la guitarra de Robert Fripp, los excelentes aportes de Tony Levin en bajo y la monolítica labor del ensamble percusivo que protagonizan Pat Mastelotto, Jeremy Stacey y Gavin Harrison.

    El concierto prosigue con una majestuosa recreación de Epitaph, canción de imperecedera belleza que formara parte del álbum In The Court of the Crimson King de 1969. Aquí resultarán cruciales las intervenciones de Jeremy Stacey en teclados, Pat Mastelotto en batería, Robert Fripp alternando guitarra y teclados y Mel Collins en saxo barítono; pero el centro de la escena lo ocupará, sin lugar a duda, la cálida y significativa entrega vocal ofrendada por Jakko Jakszyk.

    La indiscutible capacidad de esta formación para revisar composiciones de diferentes épocas y con temperamento dispar, sin por ello perder consistencia sonora, quedará de manifiesto con la portentosa relectura del instrumental Larks’ Tongues in Aspic, Part IV proveniente del disco de 2000 The ConstruKction of Light.

    El repertorio materializará un nuevo salto en la línea de tiempo versionando Islands, balada que da título al álbum del mismo nombre editado en 1971. La ternura e intimismo del original, será subrayado de manera encomiable en esta versión por las atinadas intervenciones de Mel Collins en flauta y Jeremy Stacey en piano y el protagónico papel adjudicado a la voz de Jakko Jakszyk.

    La descontracturada y muy aplaudida exposición de Cat Food -tema perteneciente al disco In the Wake of Poseidon de 1970- aparece dictaminada por los centrales aportes de Robert Fripp y Jeremy Stacey, el primero de ellos mediante una punzante e imaginativa aparición solista en guitarra y el segundo a través de los catárticos y desquiciados fraseos que imparte desde su piano.

    Tras una lograda entrega de EleKtrK, pieza instrumental extractada del álbum The Power to Believe de 2003, llegará uno de los puntos culminantes de la noche con la formidable reinterpretación de Indiscipline.
    KCTwoLa remozada versión de este tema, proveniente del disco Discipline de 1981, incorpora un impactante diálogo a tres baterías –donde sobresale muy especialmente la contribución de Gavin Harrison– y la transformación del singular e hipnótico relato ofrecido por Adrian Belew en el original, al formato canción que aquí protagoniza de manera impecable Jakko Jakszyk en la voz líder, secundado por Tony Levin en los coros. El complejo andamiaje instrumental de la pieza será rubricado por una descomunal labor colectiva en la que se distinguen, fundamentalmente, los cardinales aportes de las guitarras de Robert Fripp y Jakko Jakszyk y el bajo de Tony Levin. Una cerrada ovación rubrica el final de la primera mitad del concierto.

    Después de un breve intermedio, las acciones se reanudan por medio de otro inédito para trío de baterías: Drumzilla. Ese segmento encarnado por Gavin Harrison, Jeremy Stacey y Pat Mastelotto oficiará a modo de introducción para una encantadora y reposada lectura de Moonchild. El tratamiento otorgado aquí a este tema originario del icónico In the Court of the Crimson King de 1969, reemplazará las dos secciones instrumentales incluidas en el álbum debut de King Crimson (The Dream y The Illusion) por sendas cadenzas en solitario a cargo de Tony Levin en bajo, Robert Fripp en guitarra y Jeremy Stacey en piano, respectivamente.

    A continuación, proponen una renovada versión de Easy Money (del disco Larks’ Tongues in Aspic de 1973) que comprenderá la actualización de la letra original y un extenso pasaje instrumental dominado por las evoluciones vocales sin palabras de Jakko Jakszyk, los atinados ornamentos del saxo barítono de Mel Collins y una exquisita intervención solista en guitarra por parte de Robert Fripp.

    Seguidamente llega la enérgica pieza instrumental Radical Action II, tal vez una de las composiciones más logradas en esta nueva etapa desarrollada por King Crimson. En origen, el tema fue incluido en el triple Radical Action to Unseat the Hold of Monkey Mind de 2016 como parte final de la composición que dio título a esa producción discográfica; pero también cuenta con una versión abreviada -similar a la ofrecida en la noche de Los Angeles- en el box set Meltdown: Live in Mexico City de 2018.

    El cierre de Radical Action II se encadenará con una colosal e impactante entrega de Level Five, composición extractada del álbum The Power to Believe de 2003 y que durante esta gira ha sido rebautizada como LTIA 5 (Larks’ Tongues in Aspic, Part Five). La fulgurante interpretación que obsequia el septeto se nutrirá con una sobresaliente labor en stick a cargo de Tony Levin, el avasallante poderío que propulsan las baterías de Pat Mastelotto y Gavin Harrison, las intrincadas armonías a dos guitarras que elaboran Robert Fripp y Jakko Jakszyk, los atinados colores en teclados por parte de Jeremy Stacey y una vital contribución de Mel Collins en saxos tenor y barítono.

    KCFiveEl concierto cerrará con una deslumbrante entrega del inoxidable In the Court of the Crimson King y que aquí abarcará una coda que incluye a The Dance of the Puppets.

    Un auditorio extasiado y ovacionando de pie, trae de regreso a la banda para un bis que se cristaliza con una excelente lectura de ese incunable del rock progresivo -proveniente del álbum Red de 1974- que es Starless.

     

    Un broche de oro para una noche inolvidable donde King Crimson demostró ser merecedor del aplauso, el reconocimiento y… La celebración.

     

    Sergio Piccirilli

     

    Nota: Agradecemos el aporte fotográfico realizado por David Singleton y Tony Levin

    Notas Relacionadas o de Interés: