• Axel Krygier: Zorzal

    • CevherShare

    Vamos los gauchos, ¿Dónde estarás hermanita?, Princesa, Zorzal, Rosebud, Sentimiento/Pensamiento, ¡Empápate!, Looking 4 the Summer Hit, Para que no te fueras, Habláme por favor, Jan Ken Pon, Ya me voy.

    Músicos:
    Axel Krygier: piano, bajo, órgano, saxos, trompeta, percusión, clarinete, voz, etc.
    Fernando Samalea: batería.
    Christian Basso: bajo.
    Martín Pantyrer, Manuel Schaller, Javier Casalla, Marcos Cabezaz, Kevin Johansen, Minino Garay, Gaby Kerpel y muchos más.
    Los Años Luz, 2006.

    Calificación: Está muy bien.

    Cuando en 1999 me acercaron Échale semilla«, el álbum debut de Axel Krygier, la sorpresa fue más que grata.

    Su segunda entrega fue Secreto y Malibú en el 2003, banda de sonido para la obra de teatro-danza homónima. En el medio de esto, la aparición de Échale remixes y Échale más remixes y una estadía de dos años en Barcelona.

    A su retorno a la Argentina, conformó el Sexteto Irreal (cuyos integrantes participan de este álbum), compuso bandas de sonido para películas, participó como invitado de Kevin Johansen, Christian Basso, Fernando Samalea, Los Pericos, Los Cafres y Charly García.

    Y así llegamos a Zorzal, tercera entrega como solista del multi-instrumentista y cantante.

    Krygier ha decidido comenzar su disco con Vamos los gauchos: un bombo legüero, un gemido reiterado, una escala de piano, la justa entrada de Samalea y una melodía envolvente y vestida con una económica y sutil presencia de bronces. Ruidos, ruiditos y algo más que una buena intro. Bastante más.

    La voz arrabalera y prístina de Krygier aparece luego del cuatro venezolano, los caños y las campanas en ¿Dónde estarás hermanita? Aires latinos, modernos, con sorpresivos cambios de ritmos y climas, invitan a una danza carnavalística. Joder… que vamos bien.

    Princesa o un trance hipnótico que Krygier ha escrito con dolor y suficiencia. Flautas y loops y sitars y trompetas se entremezclan en sutil in crescendo que se aborta abruptamente. La voz de Marcia Krygier se acopla a la perfección en otra maraña de instrumentos que surgen de Zorzal.

    Axel Krygier ha grabado este disco en su casa y con una gran cantidad de músicos invitados. También se hizo cargo de la producción y los arreglos. Y el disco, si bien ecléctico, es compacto y con una idea clara. Por momentos la atención decae, como en Rosebud (a pesar de que las cuerdas están -muy- bien puestas) o en ese giro disco setentístico que resulta Looking 4 the Summer Hit.

    Pero también tenemos Sentimiento/Pensamiento, casi una oda a Cioran (si se me permite esta libre analogía) o Empápate!, donde Krygier le pone música a frases como ésta: «La profundización de la locura, torciendo a ciencia exacta la medida, produce sensaciones de frescura, hinchándome la amígdala intuitiva«. Y lo hace bien el Axel, en pleno clima festivo, comandado por los redobles del tambor y la melodía que surge del Hammond… y todo tocado y cantado por él mismo.

    Habláme por favor me recuerda que AK anduvo unos seis años con La Portuaria. El tema es tremendo. Un verdadero hitazo para poner a todo volumen. Canta bárbaro el tipo, che. Y tira ideas que llegan. Y la letra es fenómena también. Y en el medio hay una flauta (instrumento que usualmente detesto) que calza justa. Ni más ni menos. Justa. Y otro abrupto final que hace que pidamos más. Un Samalea auténtico entonces encabeza Jan Ken Pon (ahá) y estamos en pleno Tokyo Dancing, pero con la arrabalera voz de Krygier… una… ¿mixtura fina?

    El final es con Ya me voy, otro «dejadme solo» de AK que en medio de órganos, bajos, teclados, clarinetes, trompetas y una beat box, anuncia su despedida en 3 minutos subyugantes.

    Zorzal es un muy buen disco de Axel Krygier; tal vez su mejor entrega, aunque por momentos (dije «por momentos») puede parecer (dije «puede») pretencioso e intentando abarcar muchas cosas a la vez. Pero sale muy bien parado y el compacto es, sin dudas, atractivo y disfrutable.

    Es ecléctico sí, pero de sonido homogéneo y de propuesta muy interesante.

    Es de esperar que para su cuarta entrega, no nos haga esperar tanto.

    Marcelo Morales.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: