• Yngwie J. Malmsteen: Concerto Suite for Electric Guitar and Orchestra in E flat minor with the New Japan Philharmonic

    • CevherShare

    Black Star Overture, Trilogy Suite Op.5, Brothers, Icarus Dream Fanfare, Cavalino Rampante, Fugue, Prelude to April, Toccata, Andante, Sarabande, Allegro, Adagio, Vivace, Presto Vivace, Finalle, Blitzkrieg, Far Beyond the Sun, Evil Eyes,

    Músicos:
    Yngwie Malmsteen: guitarra, composición, orquestación.
    The New Japan Philhaemonic dirigida por Taizo Takemoto.
    David Rosenthal: orquestación.
    Eagle Vision, 2002 – reedición 2005

    Calificación: Un híbrido interesante.

    Escribo esto sólo para seguir molestando gente.

    Ésta es la edición norteamericana del DVD editado en Japón en el 2002. A pesar de no tratarse de una novedad, decidí hacer este review debido a que este DVD me sorprendió positivamente.

    Lars Yngwe Johann Lannerbäck, nacido en Suecia el 30 de junio de 1963, se convirtió en una revolución en el heavy metal a principios de los ochenta por la utilización de escalas menores y una técnica única inspirada en el violín clásico. Su gran influencia clásica es el virtuoso del violín del siglo XIX, Paganini. Esto, mezclado con Hendrix, Uli Jon Roth y Ritchie Blackmore, Bach y sonido heavy metal, definen lo que es Malmsteen. Su influencia es muy vasta dentro y fuera del rock; por fuera no tanto desde lo musical, sino desde lo técnico.

    Dos cosas siempre me llamaron la atención: su clara influencia clásica y su impresionante técnica. Su originalidad es incuestionable. Lo que sí es muy cuestionable es su buen gusto, substancia y sentido musical.

    De lo que he escuchado a lo largo del tiempo de la mano de amigos guitarristas, sólo algunos temas y composiciones instrumentales me han gustado, como también los covers que ha hecho de sus bandas favoritas. 

    Este DVD refleja la presentación en vivo en Japón de su Concerto y de algunos clásicos instrumentales de su obra. Comienza con Black Star Overture con la orquesta sola. Bien, barroco y agradable. Luego entra a escena Malmsteen, quien se agregó Johann a su nombre artístico en el 2000 cuando grabó originalmente esta obra, y no pude parar de reirme durante más de diez minutos. Carcajadas, y no solo la primera vez que lo vi, sino en las siguientes también. El bueno de Yngwie aparece vestido, ¿o sería mejor disfrazado? como una mezcla de un pirata del siglo XVII  y un personaje maquillado de blanco de la corte de Luis XV. Botas hasta la rodilla, cuero, volados y rulos hasta la cintura en un personaje de casi dos metros de altura, quien además está gordo… muy bizarro. A pesar de todo esto, al minuto once (luego de reir diez sin parar), uno lo empieza a tomar en serio a pesar de él mismo, lo cual me sorprendió definitivamente.

    Junto con el primer tema, Trilogy Suite op.5 y Brothers son temas ya grabados anteriormente adaptados a este formato; y se nota bastante, pero sirven de preparación para lo que sigue.

    El Concerto comienza con Icarus Dream Fanfare y finaliza, como su nombre lo indica, con Finale. Prelude to April es realmente bello. Luego continúa con otros temas, Blitzkrieg, Far Beyond The Sun y Evil Eyes en versiones maravillosas. Volviendo al Concerto, seguramente no va pasar a la historia de la música culta o clásica; es un poco caótico, grandilocuente y con algunos nombres ridículos para sus movimientos (Cavalino Rampante); como unidad es desordenado, pero sus movimientos, individualmente son interesantes, bien ejecutados y con intensidad tanto de parte del guitarrista como de la orquesta.

    Malmsteen consigue con este Concerto y este DVD una verdadera unión entre el rock y la orquesta, sin fisuras desde la composición, orquestación y arreglos, y está excelentemente ejecutado tanto por la orquesta como por Yngwie, quien toca (sin partitura durante todo el show) partes técnicamente muy demandantes, unísonos y arreglos con la orquesta, tanto en guitarra eléctrica como electro-acústica. Este esfuerzo de composición y ejecución paga. Es superior a otros intentos de este estilo en los cuales el rock y lo clásico sólo se complementan, como el Concert for Group and Orchestra de Deep Purple.

    Está claro que tiene el cerebro bastante quemado, que tal vez se cree la reencarnación de Paganini, que su imagen es hilarante, pero toca lo que sólo pocos pueden y sus conocimientos musicales son innegables; componer y orquestar no es para cualquiera. Esto lo hace mucho mejor que lo que normalmente hace con su banda.

    Si a uno le gusta Bach, Beethoven, Paganini, el barroco y algo del romanticismo, esto no debería no gustarle. El rol de la guitarra aquí es el de un violín virtuoso, pero con un timbre más estridente, nada más. Sólo hay que dejar de lado posturas, prejuicios y falsas certezas.

    Federido Larroca

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: