• Glenn Hughes: Music For The Divine

    • CevherShare

    Glenn HughesThe Valiant Denial, Stepping On, Monkey Man, This House, You Got Soul, Frail, Black Light, Nights In White Satin, Too High, This Is How I Feel, The Divine.

    Músicos:
    Glenn Hughes: voz, bajo.
    J. J. Marsh: guitarra.
    Chad Smith: batería.
    Invitados:
    John Frusciante: guitarra.
    Mark Kilian: teclados, arreglos de cuerdas.
    Frontiers, 2006

    Calificación: Está muy bien.

    Este muchacho gritón de más de cincuenta años creo que es uno de los pocos que quedó bien luego de rehabilitarse. Disco a disco ha ido mejorando, volviéndose cada vez más sólido y claro. Este ex miembro de Deep Purple y Black Sabbath, ha encontrado su camino en los noventa y no sólo se ha limpiado física y espiritualmente, sino que ha crecido musicalmente.

    Su característica voz se mantiene intacta a pesar de los años y abusos. Su rango vocal sigue siendo impresionante y da clase de cómo cantar en un disco de rock. En esta oportunidad retoma su lado de funk rock, como lo hiciera con DP en los ‘70. También retoma ciertos toques del progresivo y del soul. Todo esto, con ánimos rockeros.

    El disco arranca con The Valiant Denial y un riff de guitarra que anticipa el tono del disco, clásico e intrigante, para luego arrancar a todo vapor. Se muestra una característica que es propia de todos los temas: las buenas y lindas melodías sobre armonías rockeras pero muy agradables, en lugar de ser sólo agresivas. Las progresiones de acordes de casi todos los temas son consistentes y a la vez delicadas para un disco de hard rock. Esto se nota especialmente en los arreglos de cuerdas, como en el primer tema. Steppin´ On es más clásico y todavía mas funk. Monkey Man refleja claramente este doble aspecto agresivo y delicado en su estructura, en forma más evidente que en el resto de los temas. La balada The Mouse tiene claras influencias de The Beatles, Lennon y todo la década del ‘60. Algo de esto también hay en el tema inmediatamente anterior. Está muy bien escrito e interpretado, a pesar de cierta impostura molesta de su voz en algunos pasajes.

    You Got Soul comienza con Chad Smith tocando a lo Bonham en The Crunge, lo cual está bueno. Volvió el funk con todo de la mano de Chad y Glenn Hughes, que no será un virtuoso del instrumento, pero se conoce todos los trucos. El puente del tema es bien rocker al igual que el estribillo. Frail comienza con una guitarra acústica y hace recordar a los Red Hot Chili Peppers, pero más musicales; cuando entra la banda, retoma un camino más standard de balada rock, pero las partes más acúsiticas son realmente lindas.

    Black Light también tiene un tono Peppers por el tipo de riff y por Smith, cosa que cambia enseguida cuando entra la voz de Hughes; tiene un puente poco común para este estilo de música y que lo convierte, a mi juicio, en el mejor tema del disco.

    Nights of White Satin, sí, el clásico de The Moody Blues, tiene una muy buena versión. Too High es lo más rocker del disco, con riffs más pesados pero sin perder la coherencia con el álbum. This Is How I Feel tiene ciertos tonos psicodélicos y guitarras más limpias, le da variedad al disco y es un tema agradable. The Divine es una balada 100% musical y delicada, con buenos voicings de guitarra y arreglos de cuerdas, un excelente cierre para este disco.

    El trío formado por Hughes, el sueco Marsh y Smith es todo terreno; resuelve bien todas las situaciones y lo hace con resto. El aporte de Kilian es muy bueno al igual que los toques Red Hot de Frusciante.

    Las letras, si bien no son una maravilla, son letras de rock pero con una vuelta de tuerca interesante desde el lado espiritual, camino elegido por Hughes para enderezar su vida. Debo confesar que vi una nota al poco tiempo de su recuperación y pensé que le faltaban un par de jugadores en la cabeza ya que, por ejemplo, se refería a su adicción a la cocaína como una “lucha contra el demonio blanco”. Sin comentarios.

    Sin embargo, ha logrado volver a poner los pies sobre la tierra.
    El disco fue grabado en la casa de Smith y la producción es impecable.

    Federico Larroca

    Notas Relacionadas o de Interés: