Jeff Gauthier Goatette: Deshojando La Margarita (Gauthier)

Club Tropical de Los Angeles (EEUU)
Jueves 25 de mayo de 2006 – 20:30 hs.

Jeff GauthierEl 25 de mayo se presentó en el Club Tropical la Jeff Gauthier Goatette integrada por Nels Cline en guitarra, David Witham en teclados, Alex Cline en batería, Joel Hamilton en bajo y Jeff Gauthier por supuesto. Para esta ocasión se anunciaban invitados especiales: Ben Goldberg en clarinete, Brad Dutz en percusión, Andrew Pask en saxo y George McMullen en trombón.  En apariencia se festejaba algo. Un febril estado patriótico nos llevó a pensar que el festejo tenía relación con la gesta del 25 de mayo… pero rápidamente dedujimos que el motivo era la aparición del nuevo disco de la banda (One and the Same) y los tres años de actividad ininterrumpida y mancomunada entre el Club Tropical y Cryptonight (brazo organizativo del sello Cryptogramaphone).
Igual concurrimos dispuestos a saber de qué se trataba y con nuestro correspondiente paraguas…
Llegamos con anticipación. Como ya somos habitués del lugar, nos reciben con un cordial “hola Sergio” y nos conducen a “nuestra mesa”. Creo que en poco tiempo más, también nos ofrecerán… sillas.
Aquí ya me consideran un periodista de entretenimientos y eso no está tan mal… peor sería que me adjudicaran el rol de periodista de… aburrimientos.

Jeff Gauthier, además de dirigir el sello Cryptogramaphone, ejecuta un instrumento musical de arco que se compone de una caja de madera a modo de óvalo estrechado cerca del medio, con dos aberturas en forma de ocho en la tapa y un mástil al que va superpuesto el diapasón; lleva cuatro cuerdas. Los definidores prematuros lo llaman en forma precoz: violín. El ejecutante es denominado violinista.

Pero como Gauthier también toca violín eléctrico, no sabemos si debemos llamarlo violinista o electricista.
Además de conducir uno de los principales sellos de la actualidad dedicados a la música creativa, Jeff Gauthier tiene una dilatada trayectoria como músico. Durante los últimos 20 años se ha desarrollado en diferentes contextos musicales. En el ámbito de la música clásica actuó junto a la Orquesta de Cámara de Los Angeles, la Mozart Orchestra, la Sinfónica de Long Beach y la Oregon Bach Festival and Chorus, entre otras.
Gauthier, tiempo atrás, ingresó en el Instituto de las Artes de California. Después egresó. También tiene una profusa tarea como productor y sesionista. Ha colaborado con Yuseef Lateef, el Alex Cline Ensemble, Mark Dresser, Nels Cline y en el Vinny Golia Large Ensemble. Además formó parte del Cline/Gauthier/Stinson Trio y lidera su propio proyecto, la Jeff Gauthier Goatette.

8:30 pm. Jeff Gauthier hace las veces de presentador. Convengamos que no es Marcos Mundstock. Pese a sus olvidos, tropiezos y equivocaciones, cae simpático. Definitivamente me recuerda a Dory, el pescadito de la película Buscando a Nemo, que todo lo olvida y todo lo confunde…
El inicio, como corresponde, es con el primer tema. Quiero decir… el tema uno… esteee… del nuevo disco… lo de Gauthier ¿será contagioso?

Nels ClineAhfufat-for Wan tema del violinista incluido en One and the Same. Una melodía atrapante montada sobre una sólida estructura rítmica. Como corresponde, la melodía tras ser montada sale al galope. El sonido es impecable. Todo se escucha con claridad, como en un disco. ¿No estarán haciendo playback? Pero… Nels Cline se encarga de disipar todas las dudas con un solo violento, mágico, poderoso, original, embrujante, estupendo, impactante, singular, enérgico y bastante bonito. Ahfufat-for Wan incluye un climático intermedio conducido por el violín de Gauthier. Lo malo es que el clima está inestable. Parece que va a llover, sale el sol, hay humedad… el tiempo está loco.
Este pasaje aleatorio no me confunde. Es confuso.
El segundo tema de la noche será Solfickla, composición de Eric Von Essen que también forma parte de One and the Same. Correcto Witham en teclados. Inspirada intervención de Gauthier y sólido trabajo de Joel Hamilton en contrabajo Todo suena decididamente bien aunque quizás falte explosión. Nels Cline piensa lo mismo y enciende la mecha… su rack de efectos incluye dinamita, trotyl y TNT.
Literalmente hablando, una explosión de alegría.

A continuación hacen el hipnótico A Corner of a Morning, tema que pertenece a Cline y que cierra One and the Same. La intro espacial que hace el incorregible Nels es para exponer en el Museo de Astronáutica junto a la foto de la Perra Laika, la huella del pie de Armstrong al pisar la luna y el Anillo del Capitán Beto. El resto de la banda permanence en la NASA, sonando de la forma más terrícola posible.

Alex ClineLlegará entonces una dramática versión de la suite Mask en la que la Gauthier Goatette muestra su faceta más próxima a la música de fusión. Bien Witham en Wurlitzer, mientras Cline, con sus acordes, nos quita la cera de los oídos y Gauthier hace una escala que va del do al si en tiempo récord (pero si con zeta, ¿eh?). El sobrio baterista Alex Cline juega con su gong. Demasiado delicado para compararlo con Carl Palmer. En todo caso, si se parece a algún Palmer debe ser a … Patricia. Cómo llegamos hasta aquí es un misterio. Pero si cierro los ojos, podría pensar que es un soundtrack compuesto por Popol Vuh para alguna película de Werner Herzog. Gauthier busca desesperado la partititura… ¿o era un plano? Señala el norte y todos lo siguen… menos la guitarra de Cline, quien cambia la púa por una perforadora dejándonos los pertinentes orificios en el cerebro y zonas vecinas. El público ya no espera que termine sus solos para aplaudir: lo hace a cuenta.
Cline, mientras toca, se bambolea como si tuviese un ataque de epilepsia en el preciso instante en que se produce un sismo…

Andrew Pask
Tras un breve intermedio, regresa la banda ahora con los invitados: se suman Ben Goldberg en clarinete, George McMullen en trombón, Brad Dutz en percusión y Andrew Pask en saxo.
Desde el primer acorde, por su intensidad y textura policromática sumado a la yuxtaposición de la estructura sónica adoptada y la paleta tonal utilizada, llegamos a la conclusión que harán …
un tributo al Herbie Hancock de principios de los setenta. Coincidentemente, antes de empezar, Jeff Gauthier había mencionado que en esta segunda parte harían algo así como… un tributo al Herbie Hancock de principios de los setenta…

Brad Dutz
Hacen Sleeping Giant del álbum de Herbie Hancock Crossing, de 1972.
Con tanto músico sobre el escenario, intuimos una performance algo caótica y con una sucesión de solos estupendos y justamente ocurre… lo inverso.
Los arreglos son demasiado respetuosos…

-Disculpe, ¿me permite hacer un solo señor…?
-Sí, cómo no caballero, será un placer escucharlo…

Un solito aquí otro más allá… los únicos que rompen el molde son Gauthier con una encendida intervención en violín eléctrico y (cuándo no) Nels Cline con una performance que no oculta algunas de sus principales influencias: el Demonio de Tasmania, Atila el rey de los Hunos, Jack el destripador y el Chaco Torres.

Ben GoldbergEs el turno de Water Torture, tema de Bernie Maupin con versión original de Hancock en el álbum Crossing y con una más reciente a cargo de Jeff Gauthier en One and the Same

¿Y Ben Goldberg? Todavía nada… Andrew Pask, en cambio, no nada y se ahoga irremediablemente. Mientras, McMullen y Dutz flotan a la deriva.

El interés no decrece. Todo lo contrario. Crece el desinterés.

Jeff GauthierEl cierre será con Ostinato (suite for Angela) del disco de Hancock Mwandishi, de 1971, en extensa versión salvada del naufragio por (¡ufa!) Nels Cline quien, con su apasionado solo, nos provoca pérdida de masa encefálica por vías aéreas respiratorias. Final.

Nos vamos deshojando la margarita…
El show me gustó… mucho, poquito, nada… me gustó… mucho, poquito, nada…
¿Cuántos pétalos tendrá una Margarita Gauthier Goatette más invitados?

Sergio Piccirilli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *