• Trío Fattoruso: Tres De Un Show (casi) Perfecto

    • CevherShare

    Trio FattorusoLa Trastienda – Buenos Aires
    Viernes 21 de julio de 2006 – 23:00 hs.
    Hugo Fattoruso: piano y teclados
    Osvaldo Fattoruso: batería
    Francisco Fattoruso: bajo

    Siempre es una buena noticia saber que van a tocar de este lado del charco estos muchachos del Uruguay. Sin embargo, más de una vez uno ha salido de un show con expectativas insatisfechas. Por ese motivo, uno se prepara para tratar de asimilar lo que el músico quiere expresar y que no entre en conflicto con lo que uno quería escuchar.

    Fattoruso
    El disco recientemente editado por el trío En vivo en  Medio y Medio, se presentaba como una incógnita sobre el sonido de la banda en vivo, ya que tanto en lo sonoro como en lo compositivo es distinto a lo que yo venía escuchando de ellos.

    Chico NovarroLlego puntualmente para estar justo en medio de la salida del público del ¿imperdible? show de Chico Novarro. Luego de sobrevivir a la estampida de adultos mayores, de edad o de espíritu, me dispuse a hacer fila para entrar. El show se demoró al mejor estilo rockero y comenzó a las 24hs., aproximadamente.

    Arrancaron tocando el repertorio del disco en vivo, que abarcó la primera hora del show. Este material sonó fresco, bien asentado pero con un perfil más tranquilo a lo que el trío nos tenía acostumbrados. Las armonías son un poco más suaves y con los característicos guiños de candombe y música brasileña. La improvisación estuvo presente pero más medida para mantener el espíritu de las composiciones; parece inevitable que cuando improvisan empiecen a levantar temperatura rápidamente. La interacción entre los tres es perfecta, suenan como una unidad y se reparten los roles como para no dejar vacíos sonoros. Si bien hay pasajes potentes, esta parte del show pasa más por lo sutil, siempre teniendo en cuenta el sonido bien eléctrico.

    Hugo FattorusoLa segunda hora arranca con lo más habitual del grupo, que ya había escuchado en otras oportunidades: tocar y dar más rienda a la improvisación con temas más potentes y algunos clásicos, que muy deformados, serían los bises.

    El sonido es muy moderno a pesar de las claras reminiscencias a la trayectoria y a gustos personales que se repiten; echan mano a todo lo disponible para hacer música. Hugo Fattoruso hace que sus teclados no dejen espacios vacíos y utiliza sonidos con timbres elaborados y de difícil digestión por parte del público… si no fuera por su musicalidad; tiene muchas veces el teclado seteado con dos o tres sonidos superpuestos que se disparan de acuerdo a la intensidad con que se pulse el teclado.
    Por ejemplo: si toca bajito, suena un piano; si toca más fuerte, suena un órgano o un órgano y el piano. Esto lo domina de maravillas, lo cual provee una riqueza de timbres y sonidos muy interesante y demuestra también la depurada técnica que tiene sobre el instrumento.
    Francisco es una máquina de tocar, aunque tengo la sensación que sus composiciones todavía no están a la altura de las de su padre y tío. Echa mano a cuanto efecto hay para los solos y también los domina a la perfección; se nota que tienen un objetivo dentro del tema, no los elige al azar: slapping, popping, tapping, una mano, dos manos, tres manos, y todo lo que se les ocurra y/o termine con ing.

    Osvaldo FattorusoOsvaldo es el único acústico del trío y es quien ancla todo con precisión, mucho oficio y talento. Además, es quien guía en cierta manera a Francisco, si esto es posible, y además tiene un entendimiento con su hermano que sólo lo da una vida de tocar juntos. Pone un poco de cordura y no importa lo que le tiren sus parientes, siempre cae parado y guía el aterrizaje de la banda. El grupo tiene un sonido rockero aunque con unos decibeles menos. Esto los favorece y, a mi gusto, cuanto más se desatan, más potente tocan y más fuerte… suenan mejor.
    Si bien el sonido fue impecable, una vuelta más de rosca al volumen no hubiera estado de más; una cuestión de gustos, nada que objetar.

    Tanto Hugo como Francisco tienen su spot solos, cada cual con dos temas. Arranca Francisco con todo, técnicamente impresionante, para luego hacer un tema donde demuestra no sólo su inventiva y destreza sino su musicalidad. Hugo hace de las suyas paseándose por todo lo que sabe hacer (y muy bien) y hasta canta. Lo que más me impresionó de Hugo tocando solo, es el tiempo que tiene; no sólo en cuanto a compases, sino a la precisión en cada nota, cómo respeta la figuración… y esto en los pasajes improvisados más difíciles.

    Francisco FattorusoEl tema de la voz en el trío, es justamente eso: UN TEMA. Hugo y Francisco, cuando hacen unísono con el instrumento o se acompañan, lo hacen bien; el problema es cuando Hugo quiere cantar. ¿Cómo catalogarlo? No se puede. Lo único que se puede decir es que afina bien, cosa no menor en estos días, y que tiene el caudal de un pajarito al cual recuerda cuando estira el cuello para llegar a una nota. En su defensa podemos decir que cuando canta se acompaña tan bien que la voz pasa a ser sólo un elemento más de un todo armónico y coherente.

    Los temas nuevos más destacados son Cansong, un tema tranquilo y musical con el que abren el show, el potente y deforme 10 More Miles, Siete, en el que aprovechan la base del candombe para tocarse todo en tono eléctrico, Loca, también potente y el inédito (creo) Supersoul el cual, como su nombre lo indica, es soul y funk casi sin reminiscencias candomberiles y muestra otra interesante faceta del trío.
    También se destacó Esa tristeza, de Eduardo Mateo, del disco en estudio.

    Los bises son temas de OPA ultra deformados, que a esta altura del partido podrían no tocarlos; no por los temas en sí (Muy lejos te vas), que son muy buenos, sino porque me parece que lo hacen por el público y no porque tengan interés genuino en tocarlos. Pero esto es normalmente así, la gente quiere siempre algún clásico, como sea. En clara contradicción con lo que acabo de escribir, me hubiera gustado escuchar una versión power de Montevideo
    ¿Se dan cuenta? Gataflorismo puro.

    Luego de dos horas de show, se cierra el telón. Siempre ha valido la pena verlos y ésta no es la excepción.

    Aplauso, medalla y beso. Misión cumplida.

    Federico Larroca.

    Notas Relacionadas:

    Por Los Codos: Trío Fattoruso
    Discos / DVD’s: En Vivo En Medio Y Medio

    Notas Relacionadas o de Interés: