• Madeleine Peyroux: Half the Perfect World

    • CevherShare

    I’m All Right, The Summer Wind, Blue Alert, Everybody’s Talkin’, River, A Little Bit, Once In A While, (Looking For) the Heart of Saturday night, Half the Perfect World, La Javanaise, California Rain, Smile.


    Músicos:
    Madeleine Peyroux: voz, guitarra
    Jay Bellerose: batería
    David Piltch: bajo
    Sam Yahel: teclados
    Dean Parks: guitarra
    Invitados en cantidad.

    Universal, 2006

    Calificación: Buena gente

    Vayamos directamente al diccionario.
    La monotonía es la falta de variedad, que produce aburrimiento o cansancio. Uniformidad de tono o entonación.
    El aburrimiento es la sensación de fastidio provocada por la falta de diversión o interés por algo.
    El fastidio es disgusto, molestia o cansancio, debido generalmente a un contratiempo de poca importancia o una situación ligeramente desagradable.

    Se cumple este año una década del debut discográfico de Madeleine Peyroux con el impactante Dreamland. Pasaron 8 años para que aparezca el sucesor, Careless Love y un disco junto a William Galison, Got You On My Mind.
    En Half the Pefect World nos cansamos de buscar algo que no fuera monotonía, languidez, aburrimiento, previsibilidad, y carencia de ideas.
    Fracasamos con todo éxito.
    Ni siquiera funciona el cóctel habitual: temas propios, algunas canciones de autores consagrados y respetados (Leonard Cohen, Joni Mitchell, Tom Waits), un par de standards, algún invitado ilustre (en este caso K.D.Lang; bueno… ilustre…).
    Nos hemos aburrido, cansado, fastidiado y molestado.
    Y eso que hace una década se nos dio por afirmar “no te podés morir sin escuchar a Madeleine Peyroux”.
    La frase se ha modificado levemente: “no te podés morir sin escuchar a Madeleine Peyroux… en Dreamland o Careless Love”.

    Disculpen, pero tenía muchas expectativas con éste, su tercer trabajo solista.
    Y la verdad es que me cansé.
    ¿Será entonces cierto que, como dijo Anne Louise Gemaine Madame De Staël, “Cuando uno se halla habituado a una dulce monotonía, ya nunca ni por una sola vez, apetece ningún género de distracciones, con el fin de no llegar a descubrir que se aburre todos los días”?

    ¿Le estará pasando eso a la Peyroux?
    Qué macana…

    Marcelo Morales

    Notas Relacionadas:

    El Ojo Tuerto: Madeleine Peyroux – ¡Otra Oportunidad!
    El Ojo Tuerto: Madeleine Peyroux – Perfume Francés
    Discos / DVD's: Madeleine Peyroux – Careless Love

    Notas Relacionadas o de Interés: