Se Myra Y No Se Toca: Myra Melford Be Bread

Hammer Museum – Westwood Village (USA)
Miércoles 28 de Febrero de 2007 – 20:00 hs.

Hammer MuseumEl 28 de febrero se presentó, en el Hammer Museum, Myra Melford junto a su banda Be Bread (Stomu Takeishi en bajo eléctrico, Elliot Humberto Kavee en batería, Cuong Vu en trompeta, Brandon Ross en guitarra eléctrica y Myra Melford en piano y armonio) para presentar su último trabajo: The Image Of Your Body. Localizado en el corazón de Westwood Village, el Hammer Museum es un punto de encuentro obligado para el arte. Su cronograma de exhibiciones y actividades organizadas por la UCLA (Universidad de Los Angeles) incluye colecciones de arte, música, danza, poesía, talleres literarios, además de albergar al internacionalmente reconocido centro de artes gráficas Grunwald, el cual reúne 35.000 obras que abarcan un período que va del Renacimiento a la fecha. Para otorgar mayor rigurosidad académica a este dato, podemos precisar que en realidad hay 34.999 obras… sólo espero que no me revisen a la salida.

The Image Of Your Body CDSiendo las 8 PM en punto ingresa el Director del Hammer Museum.
No sabemos el nombre de este buen señor, pero podemos asegurar que no se trata del personaje de la serie televisiva Martillo Hammer, aunque su graciosa exposición parezca demostrar lo contrario.
Este concierto tenía un condimento especial, ya que si bien Melford venía de una extensa gira europea presentando The Image Of Your Body, hasta aquí no había podido reunir en escena al quinteto con el que grabó su último álbum. El proceso de elaboración de The Image Of Your Body le demandó a Melford años de sacrificios y esfuerzos. Éstos incluyeron un viaje a la India, un cambio de sello discográfico, dejar su New York natal para trasladarse a su nueva residencia en California y una transformación conceptual orientada a integrar en su ideario compositivo elementos melódicos provenientes de música indostaní. La intensidad de esos cambios y el tiempo transcurrido desde la concepción de la obra hasta su edición definitiva tal vez haya conspirado para que el proyecto no alcanzara, en términos discográficos, el resultado esperado. Sin embargo, intuíamos que el impacto en vivo sería muy diferente.
Intuíamos bien.

Myra MelfordLa apertura es con un medley que incluye Your Face Arrives in the Redbud Trees y Made It Out. Melford en piano dibuja una melodía de carácter nostálgico mientras desarrolla una involuntaria secuencia percusiva con sus enormes zapatos, cuyas plataformas provocarían la envidia de los integrantes del grupo Kiss. Paulatinamente se van incorporando el resto de los instrumentos. A medida que el tema va ganando en intensidad, el eje rítmico recae en la batería de Elliot Humberto Kavee y especialmente en el bajo de Stomu Takeishi, cuyo sonido será determinante a lo largo de todo el concierto. Ross aporta texturas y climas sobre los que la trompeta de Cuong Vu despliega un breve solo… hasta que llega el primer momento Melford de la noche.
Ya sabemos que esta pianista tiene una digitación meticulosa combinada con arrestos de violencia que configuran un estimulante contraste. También sabemos que, a la manera de Cecil Taylor, se esfuerza permanentemente en dominar tres constantes básicas: energía, movimiento o danza y factor percusivo.
Pero decirlo es una cosa y verlo otra muy diferente.
Melford tiene una apariencia inofensiva y frágil; pero al tocar se produce una metamorfosis que ruborizaría al mismísimo Kafka.
Su solo es un torbellino que arranca una espontánea ovación y levanta al publico de sus butacas. Quise decir… con sus butacas.
Si hasta me pareció ver al director del museo tratando de anunciar el próximo tema mientras volaba en dirección norte-sur.

Cuong VuAhora seguramente harán un tema bucólico, de una calma reflexiva invitando a una contemplación plena de serenidad y paz o…
Todo lo contrario. Preparados… es el turno de “todo lo contrario”…
Llega Fear Slips Behind, uno de los momentos más poderosos de The Image Of Your Body. Una perfecta combinación de libre improvisación y música del norte de la India. El indostaní comparte conceptos claves como la raga o escala y el tala o ritmo con la música carnatica (proveniente del sur de la India), pero también por no utilizar el cambio de clave o de armonías. No obstante, mientras la música carnática ha conservado su pureza de origen, el indostaní se ha visto influenciado por las tradiciones de la música persa como resultado de la dominación mongol.
Esta referencia hace que el solo de piano de Melford y la furiosa intervención de Cuong Vu en trompeta, nos dejen el rostro con un gesto… ¿mongólico?
Brandon Ross
Siguen con To the Roof, también de The Image Of Your Body. La protagónica participación de Brandon Ross le otorga a esta versión elocuencia, intensidad y un carácter épico. Los efectos disparados por la trompeta de Vu sirven de rampa de lanzamiento para que Melford se deje caer en el abismo de un vocabulario poético y cargado de lirismo.
Nosotros, menos hábiles para dicho menester, al acompañarla en ese vuelo nos damos flor de porrazo.

ArmonioA continuación, Melford deja el piano para pasar al armonio. La ignorancia me había hecho creer que se trataba de una mesita de luz con teclas pero en realidad es un instrumento habitual en la música indostaní, similar al órgano pero sin tubos y de mucho menor tamaño. Está clasificado dentro de los instrumentos de viento de lengüeta libre. El armonio también es denominado por los musicólogos como armonium, harmonio o harmonium y “mesita de luz con teclas” por los neófitos. Melford ataca con Be Bread, frase extractada del último verso del poema de Rumi “Open secret” y que también denomina a la banda. Este tema se basa en las variaciones del solfeo indostaní y expresa con fidelidad el espíritu de la raga y el tala. Esto se materializa, sobre todo, en la forma en que interactúan el armonio y la percusión. Brandon Ross agrega un factor de contrastante emotividad al utilizar un pedal de wah wah otorgándole a esta versión texturas “occidentales” que no formaban parte del original.

KaveeMelford retorna al piano para un breve pasaje en solitario que deriva en Yellow are Crowds of Flowers. Kavee ejecuta la batería con sus manos mientras Vu y Ross adornan la estructura melódica eludiendo recurrir al discurso solista. El tema crece en intensidad hasta desembocar en un asimétrico solo de bajo a cargo de Stomu Takeishi en el que juega con la intensidad del volumen de su instrumento, a la vez que Melford viste con acordes de su mano izquierda las líneas melódicas que toca con la derecha. Un momento ideal para una profunda meditación que me conduzca a encontrarme a mí mismo, pero… no hay caso, por lo general me encuentro por sorpresa y cuando menos lo espero.
En If You’re not Been Fed hallamos un groove persistente comandado por la guitarra de Ross sustentado en el sólido ataque percusivo de Kavee. Llega otro momento Melford con un solo en el que deja que la técnica se exprese tácitamente, como si intentara desprenderse de lo racional para manifestarse en un territorio de espontánea espiritualidad.
Todo en comunión con ese gran sistema de improvisación con pautas melódicas fijas construidas a partir de una serie de notas dentro de la octava que es el Raga de la India. Pero, además, respetando la influencia del entorno en el momento de su interpretación, logrando una conmovedora conexión con el auditorio.
Si el concierto hubiese concluido aquí, nadie se habría ofendido.

TakeishiPero para finalizar hacen Equal Grace en una versión que parece calcada del original. Con Melford en armonio y el bajo de Takeishi fijando las pautas rítmicas para el desarrollo de las abstractas texturas aportadas por la trompeta de Cuong Vu. La elección de este tema como cierre resulta apropiado para entender la orientación de este proyecto, ya que encierra dos de sus principios fundantes: el concepto de simplificación melódica y la aproximación a la música indostaní.
Final, final.
Melford baja del escenario y atraviesa la sala sin que nadie se atreva a interrumpir su camino.
Con la devoción y el respeto que un hindú profesaría ante una vaca.
Como si fuese una imagen sagrada a la que… se Myra y no se toca.

Sergio Piccirilli

Nota Relacionada:
Discos / DVD's: Myra Melford Be Bread – The Image Of Your Body

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *