Un Tsunami Disqueril

El propuesto por el sello S'Music.
Porque además de la inesperada edición de Radiolarians I, de Medeski, Martin & Wood (de quienes reseñamos en esta entrega el show que brindaran en Buenos Aires), la carretilla esta vez vino a tope, por lo que vamos a los bifes. O, si es usted vegetariano/a, a las verduras.

Alejandra Bayas es una pianista y cantante ecuatoriana que, desde hace algunos años, reside en Buenos Aires. Acaba de debutar discográficamente con DayDream que incluye una colección de clásicos del jazz (a excepción de una composición de Ignacio Amil y otra de unos chicos de Liverpool) que da para el entusiasmo o la sordera súbita, depende del caso: Angel Eyes, Nature Boy, Day Dream, Hallucinations, You Don't Know What Love Is, Monk's Mood… y también Eleanor Rigby. La acompañan Pepi Taveira, Ricardo Cavalli, Miguel Tarzia, Jerónio Carmona, Ignacio Amil y Adrián Iaies. Hay temas en cuarteto, en soledad, duetos, tríos… interesantísima propuesta de Bayas a quien seguiremos (muy) de cerca. www.alejandrabayas.com

Como bien se indica desde su título, Rubén Rada, luego de su incursión con el bajista Javier Malosetti, retorna al espíritu festivo (del que en realidad… nunca se fue). Su nuevo trabajo se titula Bailongo e incluye, en su gran mayoría, composiciones del morocho más morocho. Un disco bien "uruguayo" con mucha instrumentación, referencias al país de origen del querido Rada, al fútbol, al box, al cine, al amor y, siempre presente, el humor.

Seguimos viajando por Sudamérica. Recalamos en Brasil y nos encontramos con Satolep Smbatown, trabajo conjunto realizado por Vítor Ramil (voz, guitarras y tambor uruguayo) y Marcos Suzano (percusión y electrónicos). El álbum contiene en su mayoría composiciones de Ramil; pero también hay un poema de Emily Dickinson y una versión (con el autor) de 12 segundos de oscuridad (el autor es el uruguayo Jorge Drexler, quien además participa en otro tema: A zero por hora). www.vitorramil.com.br y www.marcossuzano.com.br

El guarda no nos picó el boleto así que seguimos la travesía (un tanto desordenada… por cierto) y recalamos en Chile. Y casi sin proponérnoslo, llegamos a Zaturno. No… no me corrija… es así, con "zeta" de feroz. Así se hace llamar un tal Juan Lagos que se dedica al rap, hip-hop y el rhythm & blues. Todo junto. Letras a cargo del mismo Lagos denunciando miserias que a esta altura parecen inherentes al sitio que se le plazca. En Zaturno espacial tenemos mucha máquina de ritmo, programaciones, electrónicos y DJ's para unas cuantas fiestas animadas. www.zaturno.cl

Y seguimos en el país trasandino, ya que nos encontramos con Gepe. Digo yo… ¿nadie usa su nombre verdadero? El nuevo trabajo de este cantautor (que además toca guitarra, teclados, batería, percusión y charango) se titula Hungría. Diez composiciones originales que contaron con el aporte de Pedro Subercaseaux (ufffff… ¿será por este tipo de apellidos que apelan a seudónimos?) en bajo, voz y percusión y Vicente Sanfuentes (quien además produjo y mezcló el álbum) en programaciones. www.gepinto.com

Y ya que estamos… vamos hacia Colombia. Allí nos ncontramos con Pala. Bueno… yo no tengo la culpa de que se haga llamar así. Pala es un trovador contemporáneo que cuenta con singular repercusión en su país de origen donde ha obtenido varios logros y distinciones. Incluso Silvio Rodríguez le dedicó un tema a raíz de una carta que el mismo colombiano le enviara al cubano (el cubano es Silvio Rodríguez quien, por lo que sabemos, no cuenta con apodo alguno). Su nuevo álbum (el de Pala) se titula Palabras y cuenta con doce composiciones originales. www.elsitiodepala.com

Ya de regreso en la Argentina, nos encontramos con la cantante cordobesa Paola Bernal. En Por el camino la acompañan Miguel Rivaynera en guitarras, Roberto Cantos en percusión y Omar Peralta en bandoneón. Como invitados, aparecen Bicho Díaz (charango), Lucas Alonso (bombo) y Julio Paz (bombo). En esta ocasión, Bernal echó mano a clásicos (y no tanto) del cancionero popular argentino como Piedra y cielo (Yupanqui), Mi pequeño amor (Ramón Ayala), Zambita para mi ausencia (Di Fulvio), La nostalgiosa (Falú-Dávalos), Qué pena (Zitarrosa) y La colina de la vida (León Gieco), entre otros. www.paolabernal.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *