Novatas que debutan

¡Que reine la paz! El “debut” al que nos referimos es discográfico y las “novatas” son las bandas que hicieron esos álbumes…

El primero de esos debuts corresponde al grupo Peloton y su álbum Funeral, Circus & Other Music. Hasta aquí todo sencillo, pero el asunto empieza a complicarse de inmediato, ya que el material fue editado por un ignoto sello finlandés llamado Lilith Label aunque la banda proviene de… Noruega. El asunto no termina ahí, Peloton está integrado por (tome lápiz y papel): Eero Savela en trompeta, Pentti Luomakangas en saxo, guitarra y voces, Hannu Risku en bateria, Tapani Varis en contrabajo, Jarmo Paoniemi en cello, Noora Puupula y Kaisa Kuvuja en violines y Tiinapriitta Savela en viola. ¿Es todo? ¡No! La banda asegura estar inspirada en (tome lápiz y papel, segunda parte): los John Lurie’s Lounge Lizards, la obra de Bertold Bretch, jazz, textos de William Burroughs, libre improvisación, música neo-clásica, klezmer y música gitana. Pero como si ya no tuviéramos suficientes dificultades en la vida, este ensamble está dividido en dos grupos: por un lado las cuerdas, identificadas con el nombre Les Cordes Magnifiques; y el resto, bajo la denominación Les Geants de L’Espirit.

Otro debut no menos inquietante corresponde al grupo Quartet Offensive y su álbum Carnivore. Si el nombre de la banda (“Cuarteto Ofensivo”) y el título del compacto (“Carnívoro”) no resultan suficientes para llamarle la atención, probaremos diciéndole que el “quartet” es en realidad un quinteto (¡?) integrado por John Dierker en clarinete bajo, Eric Trudel en saxo, Matt Frazao en guitarra, Adam Hopkins en bajo y Nathan Ellman en batería. Esta banda, originaria de Baltimore, combina con sofisticación elementos de post-rock, jazz y libre improvisación.

La última de las novedades se refiere al Tresspas Trio y su álbum …Was There to Illuminate the Night Sky. Este trío escandinavo incluye a Raymond Strid en batería, Per Zanussi en bajo y al notable Martin Kuchen en saxo alto y barítono (líder de los no menos notables Angles). La propuesta de este proyecto recorre los contornos del jazz, la música creativa y la libre improvisación pero desde una perspectiva de fuerte compromiso social y amplia disposición para denunciar los actos de violencia e injusticias de la guerra. De hecho, el título de este álbum fue extractado de la frase de un general del ejército de los Estados Unidos referida al uso indiscriminado de armas químicas contra la población civil en la Guerra de Irak. Editó este material el sello portugués Clean Feed.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *