• Quique Sinesi: Quiqueando al Cuchi

    • CevherShare

    Teatro IFT – Buenos Aires
    Viernes 11 de junio de 2010 – 21:30 hs.

    Estoy inmerso en una dicotomía.
    Todo comienza en el título del último y notable álbum del guitarrista Quique Sinesi, Cuchichiando, dedicado a la música del gran músico salteño Gustavo Leguizamón, o sea… El Cuchi. La cuestión es… quiero decir… lo que me pregunto es… ¿por qué “cuchichiando” y no “cuchicheando”? Seguramente porque es más familiar, pueblerino, popular. Pero… ¿y si no es así, eh?
    Veamos cuáles son las diferencias. “Cuchichear” es hablar en voz baja o al oído de alguien, de modo que otros no se enteren. En cambio “cuchichiar” tiene un significado absolutamente diferente, ya que proviene del vocablo “cuchichí”, que es no más ni menos que el canto de la perdiz. Un ave cuya longitud no supera los 40 cm., que en general no sabe nadar y que se defiende de las acechanzas de otros animalitos mediante el engaño y el mimetismo.
    Lo llamativo es que la perdiz macho no posee un solo canto; de acuerdo a las circunstancias o necesidades modifica registros y entonaciones para lograr su(s) cometido(s). Así pues tenemos: reclamo, piñón (o beso), titeo, rajeo, aguileo, riña, maullido, guteo y responso. Casi podríamos decir que un CD con sonidos de una perdiz (o varias) bien podría estar englobado en la world music.

    Mientras usted sigue cuchicheando acerca de lo comentado (o cuchichiando, si usted tiene alma de perdiz; no me mire así… hay cada humano tan pajarón…), le comento que el álbum al que nos referimos ha surgido de una propuesta del productor Nicolás Falcoff, transformándose así en el primer CD de Sinesi que no incluye composiciones propias.
    En la extensa entrevista que le realizáramos al guitarrista recientemente (y publicada en este site en nuestra entrega anterior), Sinesi habló, como no podía ser de otra manera, con devoción verdadera de las bondades, importancia, relevancia y talento del gran compositor salteño: “En el caso de la música del Cuchi, se respetan totalmente las formas del folclore; y las letras también son de un nivel muy alto, como la música. Tal vez sea la conjunción… ya de entrada respeta las formas populares, una zamba por ejemplo. Pero hay algo más que no se sabe qué es… (…) teniendo conocimientos muy amplios lograba que su música llegara a la gente. (…) yo lo que creo es que se trata de un artista adelantado a su época”.
    Para la grabación de Cuchichiando, Sinesi convocó a una interesante pléyade de músicos invitados. Y varios de ellos también estuvieron en la presentación oficial del CD, llevada a cabo en el Teatro IFT. Pero a manera de introducción se proyectó, en pantalla gigante, una suerte de documental de unos 20 minutos de duración en el cual Sinesi iba explicando la gestación del disco y donde iban intercalándose declaraciones de cada uno de los artistas intervinientes en el mismo e imágenes de lo acontecido en el estudio de grabación.

    A las 22:15 hs., a oscuras y acompañado por su guitarra píccolo, Sinesi (acompañado por una mínima base pre-grabada) comienza con una sentida Zamba de Lozano en versión similar a la de estudio; luego se suman el percusionista Carlos Rivero y la flautista Cecilia Esperanza para una correcta relectura de El silbador, más relajada y menos arriesgada que en Cuchichiando; sin descanso, con la partida de Esperanza, una sentida Maturana en percusión y guitarra; con el arribo del bajista Matías González y el baterista Horacio López (integrantes de Alfombra Mágica) y Rivero abandonando el escenario sigilosamente, el trío arremete con una potente Carnavalito del Duende. Sinesi deja jugar a López, con escobillas, y a González cuya entrega, no exenta de sutileza y complejidad, da paso a una notable intervención de Sinesi en guitarra de 7 cuerdas. A poco más de veinte minutos de iniciado el concierto se produce el primer silencio y, con él, una merecidísima ovación.

    Santa Marianaestaba prevista en trío, con el regreso de Rivero y Esperanza; pero el propio Sinesi se mostró sorprendido ante la aparición del armoniquista Franco Luciani. Así, lo que fue realizado a dúo (guitarra y armónica) en Cuchichiando, aquí fue interpretado en cuarteto. La letra del tema (cuya versión es instrumental) se proyecta en la pantalla mientras armoniquista y guitarrista brindan soberbias intervenciones. A continuación, a dúo con la cantante Luciana Jury, es el turno de Lavanderas del Río Chico. Jury es expresiva, enérgica, pero un tanto desbordada. Las proyecciones en la pantalla son bellísimas, desde la construcción y deconstrucción de la tapa del CD a otros dibujos de atractivo singular. Sinesi queda solo y se despacha con una excelente Zamba del carnaval, compleja, exquisita y notablemente arreglada.

    Nora Sarmoria se apropia del teclado y de la voz en Amores de la vendimia; una entrega calma y sutil que contrasta con Chacarera del holgado, una suerte de cruce entre Leguizamón y Hermeto Pascoal, de arreglos intrincados y que obliga a Sinesi a comentar “es un tema muy difícil… no es que nos hagamos los locos”. La pianista y cantante (de gran performance en ambas facetas) aporta al concierto una composición propia, Son milagros que pasan, que encaja perfectamente en tiempo y lugar con el espíritu reinante. El guitarrista vuelve a quedar en soledad para una mágica interpretación de Zamba de Juan Panadero; y en Zamba para la viuda cuenta con el ubicuo sostén percusivo de Santiago Vázquez.

    Cantora de Yala (no incluida en Cuchichiando pero perteneciente a Leguizamón) es interpretada en un cuarteto improvisado, dándole un carácter setentista inesperado. Jury, Luciani, Vázquez y Sinesi cumplen con corrección, pero es el armoniquista quien ofrece una intervención descollante y para el asombro… Otro tema no incluido en el CD, Corazonando, contó con una muy buena introducción de Carlos Rivero en bombo legüero; con Cecilia Esperanza en flauta, Sinesi en guitarra de 7 cuerdas (como en casi toda la noche) y Matías González en bajo eléctrico; la versión, accidentada, salió a flote a pesar de notorios problemas de sonido en el bajo y hasta de un atril que decidió tirarse a descansar.
    Con Sinesi en guitarra, Horacio López en batería y Matías Gonzáez en bajo eléctrico (o sea Alfombra Mágica), el trío desempolva Viejo malandra, tema del bajista dedicado a Miles Davis. Una suerte de crossover entre Amandla y una zamba. Sinesi se planta en una línea equidistante entre John Scofield y Pat Metheny; López, por su parte, regala un breve y atractivo solo. El final sería con el trío en enérgica versión de La arenosa, con la audiencia aportando palmas espontáneamente.

    El primero de los tres bises fue una festejada Juan del Monte (a dúo) donde sobresalíó el percusionista Carlos Rivero. Para el segundo, único tema del concierto cuya autoría pertenece a Sinesi, Donde quiera que estés, subieron todos (y se quedaron para el tercero); es decir que en el escenario teníamos un octeto, lo que hizo que el grupo sonara como en aquellos buenos tiempos del Pat Metheny Group. El cierre fue con una contagiosa y festiva Carnavalito del Duende

    Quique Sinesi presentó Cuchichiando, su notable homenaje al Cuchi Leguizamón, en un concierto que duró algo más de dos horas. Con los riesgos que conlleva la música del salteño y con el incesante desfile de músicos invitados, el guitarrista cristalizó su propuesta de manera respetuosa, creativa, original y con amplio espacio para la improvisación, sin que ello resintiera el esqueleto original de las composiciones.

    Y tal fue la diversidad entregada desde el escenario con, además, un rico aporte desde las proyecciones, que sí… nos hemos acordado de Leguizamón, de su espíritu emprendedor y de su legado inmaculado. Pero también de la perdiz y sus cantos, diferentes de acuerdo a la ocasión, con la necesidad de hacer llegar su mensaje a pura música.
    Quique Sinesi ha sido un canal notable para expandir el horizonte del salteño, pero con su propio estilo.
    Que también es multiforme.
    Y que sabe cuándo y cómo ponerlo al servicio del arte.

    Marcelo Morales


    Las imágenes del concierto, gentileza de Laura Tenenbaum: www.lauratenenbaum.com.ar

    Notas Relacionadas o de Interés: