• James Brandon Lewis: An UnRuly Manifesto

     

    ManifestoYear 59: Insurgent Imagination, An UnRuly Manifesto, Pillar 1: A Joyful Acceptance, Sir Real Denard, The Eleventh Hour, Pillar 2: What is Harmony, Escape Nostalgic Prisons, Haden is Beauty, Pillar 3: New Lived, Authority Died

     

    Músicos:

    James Brandon Lewis: saxo tenor
    Jaimie Branch: trompeta
    Luke Stewart: bajo
    Anthony Pirog: guitarra
    Warren Trae Crudup III: batería

     

    Sello y año: Relative Pitch Records, 2019

    Calificación: Dame dos

     

    Brille el sol o esté negro el cielo, siempre seguiremos adelante (André Breton)

     

    Un manifiesto es la declaración pública de principios e intenciones que consiste en una pieza documental donde pueden aparecer representadas ideas rectoras, propósitos o aspectos doctrinarios de un modo intenso y concluyente.

    El manifiesto se diferencia de otros géneros como el prefacio, las proclamas o los memoriales por la estructura de su contenido ya que, además de tener una naturaleza polémica y conclusiva, suele moverse -como afirma el lingüista, teórico literario y filosofo búlgaro Tzvetan Todorov en Genres du discours– entre “la ruptura con el pasado y la refundación del presente, la negación y la afirmación, la tesis y la antítesis” e invariablemente implica la aspiración de que “emisor y destinatarios del manifiesto revistan un valor colectivo”.

    Un manifiesto puede ser de índole política (como El Manifiesto Comunista de 1848 redactado por Karl Marx y Friedrich Engels, uno de los tratados políticos más difundidos de la historia), tener atributos corporativos (aquellos que proceden del movimiento obrero o estudiantil) o provenir desde el campo del arte para expresar la voluntad de estilo de un nuevo movimiento artístico.

    En este último caso, los manifiestos pueden canalizarse mediante un escrito -conforme sucediera con el Manifiesto futurista de Filippo Tommaso Marinetti en 1909, el Manifiesto neoplasticista de Piet Mondrian en 1917, el Primer manifiesto de Tristán Tzara en 1918 o el Manifiesto Surrealista de André Breton en 1924- o puede estar representado por una obra de arte que simboliza y resume lo que propone un movimiento determinado, a la manera de lo ocurrido con los cuadros Le Déjeuner sur l’herbe de Édouard Manet para el impresionismo o Les Demoiselles d’Avignon de Pablo Picasso para el cubismo.

    El espíritu reivindicativo que anida en todo manifiesto artístico, es la médula del ideario musical propuesto por el notable saxofonista y compositor estadounidense James Brandon Lewis en su nueva producción titulada, justamente, An UnRuly Manifesto.

    El propio Lewis describe a los postulados contenidos en el álbum como un “manifiesto sónico” en el que declara su pleno compromiso con la música, la entrega absoluta a esa causa como forma de vida y el firme convencimiento de que “todos los días son una oportunidad para descubrir la versión más autentica de ti mismo y para empezar a alimentar eso sin descanso”.

    An UnRuly Manifesto está dedicado al Surrealismo -movimiento artístico, influenciado por las teorías psicoanalíticas de Sigmud Freud, que enfatizara el papel del inconsciente en la actividad creadora- y también a los legendarios músicos de jazz Charlie Haden y Ornette Coleman. En tanto que el título del álbum se inspira en sendos manifiestos históricos: el Manifiesto Surrealista escrito por André Breton en 1924 (trabajo fundante del surrealismo en el que se asentaran las bases del automatismo psíquico como medio de expresión artística) y el Manifiesto Abomunista, texto anárquico dividido en once partes que declara los principios del abomunismo, publicado en 1958 por el poeta beat afroamericano y aficionado al jazz Bob Kaufman.

    El saxofonista, compositor y educador neoyorquino James Brandon Lewis, en su ascendente periplo artístico ha compartido escenarios con Ken Filiano, Darius Jones, Jason Kao Hwang, William Parker, Hamiet Bluiett, Ravi Coltrane, Hamid Drake, Jimmy Heath, Jamaaladeen Tacuma, Joe Lovano, Dave Douglas, Marc Ribot y Anthony Coleman, entre muchos otros.

    Lewis, además de ostentar un Master of Fine Arts otorgado por el prestigioso CalArts (California Institute of Arts), lidera numerosas formaciones y es uno de los miembros fundadores del colectivo experimental de jazz y poesía Heroes Are Gang Leaders.

    La aclamada producción discográfica de James Brandon Lewis comprende a los álbumes Moments de 2010 (allí encabezando el quinteto que integrara su líder en saxo tenor, Neil Kogan en guitarra, Ben Shepherd en bajo, Robert Holiday en piano y John Shebalin en batería y percusión), Divine Travels de 2014 (en compañía del contrabajista William Parker, el baterista Gerald Cleaver y el vocalista Thomas Sayers Ellis), Days of Freeman de 2015 (en formato de trío integrado por el bajista Jamaaladeen Tacuma y el baterista Rudy Royston más los aportes vocales de HPrizm/Hightpriest y Supernatural en algunos temas), No Filter de 2017 (con Luke Stewart en bajo y Warren Trae Crudup III en batería y las participaciones como invitados del MC P.SO the Earth Tone King, el vocalista Nicholas Ryan Gant y el guitarrista Anthony Pirog) y Radiant Imprints en 2018, su elogiado disco a dúo con el baterista Chad Taylor.

    James Brandon Lewis para la concreción de su nuevo proyecto, An UnRuly Manifesto, reunió una alineación en quinteto que completan los sobresalientes Jaimie Branch (Jaimie Branch’s Fly or Die, Anteloper) en trompeta, Anthony Pirog (Anthony Pirog Trio, Janel & Anthony) en guitarra eléctrica, Luke Stewart (Trio OOO, MOM^2) en bajo eléctrico y contrabajo y Warren Trae Crudup III (Black’ Myth, James Brandon Lewis Trio) en batería.

    El álbum abre con el sucinto alegato ofrecido en Year 59: Insurgent Imagination, una breve pieza de carácter introductorio donde se yuxtaponen las predominantes texturas que imparte la guitarra de Anthony Pirog y un escueto motivo melódico dictaminado por el unísono que construyen el saxo tenor de James Brandon Lewis y la trompeta de Jaimie Branch.

    An UnRuly Manifesto, tema que da título al disco, encuentra su piedra fundacional en un hipnótico ostinato edificado por la batería de Warren Trae Crudup III, el contrabajo de Luke Stewart y la guitarra Anthony Pirog. A partir de ese nudo argumental, la composición dará lugar a un proceso evolutivo ascendente desde donde emergen las protagónicas y vigorosas apariciones de James Brandon Lewis en saxo tenor y Jaimie Branch en trompeta.

    Los afables trazos que dibuja el conciso Pillar 1: A Joyful Acceptance ofician a manera de prólogo contrastante con la intensidad rítmica y fortaleza estructural enunciada por Sir Real Denard. Pieza que se irá nutriendo de los efusivos aportes que impulsa la batería de Warren Trae Crudup III, una elocuente intervención solista de Luke Stewart en bajo eléctrico, la imaginativa labor de Anthony Pirog en guitarra y las fascinantes manifestaciones instrumentales que elaboran la trompeta de Jaimie Branch y el saxo de tenor de James Brandon Lewis hasta resolverse, finalmente, en una exposición colectiva de innegable fortaleza sonora.

    Un delicado preludio en bajo por parte de Luke Stewart sienta las bases para el desarrollo de la encantadora línea melódica y el embriagante groove a midtempo que delinea The Eleventh Hour, sobre los que se deslizarán las deslumbrantes aportaciones solistas realizadas por Jaimie Branch en trompeta y James Brandon Lewis en saxo tenor.

    El contemplativo descanso ofrendado en el breve Pillar 2: What is Harmony, contrastará con las impetuosas dinámicas afincadas en la improvisación libre que documenta el catártico Escape Nostalgic Prisons.

    El indisimulable lirismo melódico que exhibe Haden is Beauty aparece rubricado por una superlativa entrega de conjunto en la que convergen los coloridos adornos formulados por el saxo tenor de James Brandon Lewis y la trompeta de Jaimie Branch, la exuberante contribución percusiva fomentada por la batería de Warren Trae Crudup III y las magníficas contribuciones solistas efectuadas por Luke Stewart en contrabajo y Anthony Pirog en guitarra eléctrica.

    La conclusión del álbum será coronada por los resumidos trazos que enuncia Pillar 3: New Lived, Authority Died.

    James Brandon Lewis, en el formidable y estimulante An UnRuly Manifesto, ofrece una declaración de principios como artista que trasciende el plano teórico para transformarse en acciones tan concretas como auténticas.

     

    Algunos se vanaglorian de sus pensamientos elevados, pero si estos pensamientos nunca alcanzan el plano de la acción, serán infructuosos. El poder del pensamiento depende de su manifestación en los hechos (Abdul Baha)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: