Discos / DVD's

Los Dinosaurios Se Suicidaron

Nota delle autore: Esta nota hubiera sido imposible de realizar sin la invalorable contribución de Juan Claudio Negro, con quien amamos profundamente todos estos discos del ortoh, los hemos escuchado hasta el hartazgo y nos han brindado infinitos momentos de risas desopilantes…

Bonus Sinfonicum

Compilé un par de anécdotas que ayudan a ver que no sólo el punk los destronó, que esto se parece más a un autogolpe, a una decadencia de borracho que patina con su propio vómito y cae sin más, destrozando la hermosa dentadura pagada por sus fans.

Emerson Lake & PalmerEl 24 de mayo de 1977 se larga la gira de presentación del disco doble Works, de Emerson Lake & Palmer; como el modo de hacer las cosas era el “sencillito”, deciden arrancar con una orquesta de 70 músicos, 63 plomos, 2 contadores, el instructor de karate de Palmer, un doctor (siempre alguien se enferma), un peluquero (siempre alguien se despeina), un plomo (apodado McGoo) para la alfombra persa de 6.000 libras que Lake pisaba mientras cantaba,  3 micros para transportar al personal, 7 camiones con equipos… sin lugar a dudas Works lo que hizo fue dar trabajo a los demás.

Uno de los plomos de ELP lo definió como “un film de Fellini, mal editado, un collage, un fuera de foco”. Esta gira fue pensada como un retorno a la ruta después de dos años de relativa inactividad, invirtieron 2 millones de dólares para ella y eso recién empezaba. La media de salarios de la orquesta era de 80.000 U$S semanal, un delirio desde todo punto de vista.
Después de toda esta gran indigestión vino el eructo final en noviembre de 1978, que se llamó Love Beach ese gran disco para jugar a los dardos… contra él.

Rick WakemanYes pasó tambien por sus períodos raros, con las idas y venidas de Rick Wakeman, a quien le iba muy bien como solista desde The Six Wives of Henry VIII, pasando por el  Journey to the Center of the Earth, y de sobrepique largó King Arthur; se cansaba de vender discos, se aburría con Yes y la puesta en escena de Tales From Topographic Oceans, un espectáculo a la altura de Anderson y Howe, con poco lucimiento de su parte y laaaaargas presentaciones en vivo.

Finalmente decide largarse del grupo y emprender su carrera solista; en abril de 1975 lanza la presentación de King Arthur, con una orquesta de 58 músicos, 48 miembros del coro y 25 patinadores sobre hielo. Si a ello se le suma la borrachera con la que contaba Wakeman en las actuaciones podremos inferir lo penoso del resultado: una obra grandilocuente y fuera de escala. Un chancho arriba de un sacapuntas, como dice el Coco.

GenesisLos grupos del llamado rock sinfónico tuvieron sus minutos de fama y su caída, en casi todos los casos estrepitosa, con un par de salvedades particulares:
por un lado Genesis, un grupo que en 1976 pierde a su líder natural, su principal conductor y compositor, y se reorganiza a partir de ello, (lo que ahora se define como aggiornarse), cambiando su sonido, su temática y su imagen. Atrás quedaron los conciertos de rock teatral como fue definido en su momento, su temática épica y su imagen seria; el cambio de Peter Gabriel por Phil Collins, que ya estaba en la banda, cambió los paralelos sobre los que se movía Genesis, antes de la debacle que cada grupo del período tuvo.

Sin embargo los años corrieron y tras la pista de lo que alguna vez fue una banda de rock progresivo (odio este concepto, hace que lo que no sea así… ¡¡sea regresivo!!), la emprendieran con discos de un sonido particular y propio, con una temática más urbana e intimista junto a Steve Hackett en la era post Gabriel, hasta convertirse en una maquinaria de perfecto sonido pop ochentoso, hecho por una banda que, tranquilamente, podría llamarse de otro modo.

El otro caso es el de Pink Floyd, de varios modos dentro del circuito de bandas del movimiento sinfo pero por otros ángulos siempre haciendo un camino propio, igualmente suscribiendo al rock de estadios y grandilocuente, pero a su modo, como tambien lo hicieran Van der Graaf Generator o King Crimson, sin caer en el ridículo.

Horacio Poyo Magnacco

One thought on “Los Dinosaurios Se Suicidaron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *