• Mercury Rev: The Secret Migration

    • CevherShare

    Mercury RevSecret For A Song, Across Yer Ocean, Diamonds, Black Forest (Lorelei), Vermillion, In The Wilderness, In A Funny Way, My Love, Moving On, The Climbing Rose, Arise, First-Time Mother's Joy (Flying), Down Poured The Heavens.

    Músicos:
    Jonathan Donahue: voces, guitarra.
    Grasshopper Mackowiak: guitarra, clarinete.
    Jeff Mercel: batería.
    Carlos Anthony Molina:

    Sum, 2005

    Calificación: Más de lo mismo

    Atrás quedaron los años en donde Mercury Rev sorprendía con discos que se movían a puro noise y psicodelia ruidosa, Yerself Is Steam (1991) y Boces (1993) son dos grandes discos que captaban un público cada vez más numeroso. Esos años también se caracterizaron por cambios constantes en su formación, llegando a 1998 donde se produce en punto de inflexión en la banda: aparece el multiaclamado Desert Song, para mí el mejor disco hasta la fecha, timonazo hacia lugares más oscuros y reposados, orquestaciones acorde a temas que lo reclamaban y, por sobre todo, un buen gusto en los arreglos. Sí aparece la mano en la producción de Dave Fridman, productor de los mejores discos de Luna, Delgados y Mogwai entre otros.
    La banda da un paso en falso con la aparición de All Is Dream (2003), un disco que intenta seguir la linea de su antecesor pero que se queda a medio camino; un disco carente de ideas y sobre todo de buenas canciones, un disco "menos de lo mismo" diríamos; y con la misma formación entran a grabar este reciente Secret Migration.
    Y depués de más de una escucha atenta, escuchas en las cuales queremos reencontrarnos con aquella banda, no hay caso; levantamos la puntería (no se necesitaba mucho en comparación a su anterior trabajo), pero me sigue quedando un gusto a poco.
    La primera impresión es que a lo que parecía estar inundado de sombras, por fin le muestran la luz.
    Es, sin dudas, el disco más optimista de Mercuy Rev; lo que en álbumes anteriores era simplemente desesperación y abandono, aquí se convierte en pura esperanza de final feliz. Las canciones siguen proponiendo lo mismo con otro mensaje, viajes ensoñadores a través del mundo personal de la banda.
    La instrumentación es quizás un poco más dura, con guitarras más potentes, teclados de todo tipo, los arreglos de bronces más subidos de tono, olvidando las grandes orquestaciones de otros tiempos contrastando con la voz de Jonathan Donahue, que posse ese grado de fragilidad tan cautivante.
    En la línea del cambio, la esperanza llena de confianza a canciones como In the Wilderness, Across Yer Ocean, la triste The Climbing Rose que no deja de encontrar aire en medio del ahogo. Diamonds es una muy buena canción, con arreglos electrónicos novedosos; los infaltables arreglos de voces (coros angelicales) en Moving  se destacan en un disco bastante predecible.
    Con el tono esperanzador del disco, creo que Mercury Rev parece haber reencontrado el camino perdido en All Is Dream, pero tiene un resultado final, diríamos… liviano.
    Hay una tendencia a seguir abusando de los mismos excesos ya conocidos en la banda, con sus pros y sus contras.
    Buenas canciones, no mucho más; quizás para muchas bandas no seaa poco, pero sí para los de Buffalo.
    Como nota final, qué tapa fea…

    Cristian Woinarowski.

    Notas Relacionadas o de Interés: