• Kurt Elling: Kurtiendo

    • CevherShare

    CatalinaCatalina’s Bar and Grill de Hollywood
    Martes 27 de diciembre de 2005

    El 27 de diciembre de 2005, todavía con el pan dulce en la boca y un corcho de sidra en un ojo, fuimos a ver (o medio ver) el show de Kurt Elling en el elegante Catalina’s Bar and Grill de Hollywood.

    Recién ahora entiendo por qué esta sección se llama El Ojo Tuerto.

    El arribo al lugar fue poco antes de las 8 PM. Pese a que falta bastante para el horario de inicio previsto, el lugar ya está lleno. Notamos que la mayoría de los parroquianos está concluyendo su cena. Una costumbre horaria típica de este país que mi estómago se niega a aceptar. Por contradictorio que parezca, esta negación es por hambre (de libertad) y sed (de justicia).

    Durante la espera, alguien se para frente a mi mesa. Al observar con detenimiento caigo en la cuenta que es el mismísimo Kurt Elling. Mis vastos conocimientos de física cuántica me permiten decir que: o en las fotos luce más alto o se encogió.

    Debo confesar cierto rechazo a los cantantes de jazz. La mayoría no me emocionan o me provocan una leve sensación de asquito (y en algunos casos no tan leves ni con diminutivo);

    Elling es una excepción a esa regla. Pese a reconocer influencias de vocalistas como Jon Hendricks, Mark Murphy y Chet Baker ha logrado construir un estilo propio.

    Nació en Chicago hace 38 años. Sus inicios como cantante fueron en una iglesia de su ciudad natal y en el coro de la escuela. No tuvo una formación musical muy clara. Pero desde ese entonces a la fecha ha colaborado con gente como Herbie Hancock, Dave Brubeck y Dexter Gordon. Su carrera como solista comenzó en 1995 con el álbum Close your Eyes. Continuó con The Messenger en el ’97. Al año siguiente editó This Time It’s Love. En 1999 lanzó su primer disco en vivo Live In Chicago. Luego aparecería Flirting With Twilight en el 2001. Su último trabajo, Man In the Air, data de 2003. Aunque tal vez la mejor performance vocal de toda su carrera haya sido en el 2005 con la obra del Fred Hersch Ensemble Leaves of Grass sobre textos del poeta Walt Whitman.

    Kurt EllingEn realidad Kurt Elling es algo más que un simple cantante. Mi dominio sobre planificación y desarrollo en el área de multimedias me lleva a decir que no es ningún zoquete. También  escribe poesía, es compositor, arreglador y filósofo. De hecho, estudió filosofía en el Divinity School of Chicago. Sus referencias líricas aluden a Rilke, Proust y Kerouak, entre otros. Temerariamente le ha puesto letra a temas de Coltrane, Hancock, Shorter y Metheny. En seis oportunidades recibió nominaciones a los premios Grammy y nosotros sin saber si eso es bueno o malo. Mi amplio dominio en ingeniería alimentaria me permite afirmar que no es ningún papafrita. Y mis dotes en el área de la industria manufacturera del cuero y sus derivados me hacen asegurar que el hombre no es ningún zapato.

    Hobgood8:35 PM. Ingresa la banda que acompañará a Kurt Elling integrada por Laurence Hobgood en piano, Rob Amster en contrabajo y Willy Jones III en batería, quien reemplaza al baterista original de la banda, Frank Parker II. Si se da la lógica, hasta Luis XV no paran. Hacen una extensa versión del clásico de Richard Rodgers My Favorite Things, casi como si fueran un grupo apertura de sí mismos. Mientras tanto, Elling recorre las mesas como si fuese el capataz de una obra en construcción observando a su cuadrilla preparar el pastón.

    Como indica el manual de instrucciones, cada uno hace su solo con rigurosa corrección aunque es Hobgood quien parece dispuesto a asumir los mayores riesgos. Laurence Hobgood nació en Dallas. Toca el piano desde los 6 años y colabora con el cantante desde 1993.

    Sube Elling y con seguridad Odol ataca con Embraceable You únicamente acompañado por el piano de Hobgood… y Hobgood, por supuesto. Todo rubricado por aplausos y algún que otro provechito.

    Notas Relacionadas o de Interés: