• Vijay Iyer

    • CevherShare

    Vijay IyerSi usted es de la clase de personas a las que le gusta llamar a las cosas por su nombre… al referirse a Vijay Iyer debera formularse, como primera medida, la siguiente pregunta: 
    ¿cómo se pronuncia su apellido?
    Aclaremos que no se pronuncia ni ayer, ni ayler. Tampoco dyer o iyar. Ni siquiera iyes o jyer. Y mucho menos Gutiérrez.
    Por lo tanto, ahórrese el papelón (que ya otros lo hicimos por usted) y sepa que la pronunciación correcta es: ayur.
    Vijay Iyer es uno de los pianistas y compositores de mayor rigor creativo y más comprometidos surgidos en los últimos años. Su estilo contiene gran vigor rítmico, lo que combina en perfecto balance con su sensibilidad compositiva. Iyer ha aportado a la tradición creativa de la escena del jazz de los Estados Unidos, frescas ideas que provienen de su herencia como hijo de inmigrantes de la India.
    Su música es emocionalmente expresiva y estructuralmente sofisticada a lo que se agrega un exhuberante nivel improvisacional.

    Raw MaterialsEn su carrera conviven en forma simultánea diversos proyectos. Su cuarteto, que es la base principal de su desarrollo musical y cuya última expresión ha sido el álbum Reimagining editado en el 2005 y su prolongada sociedad con Rudresh Mahanthappa, que este año se materializó en el disco Raw Materials. También se ha aproximado, y con autoridad, al concepto de jazz power trio con la banda Fieldwork en los discos Your Life Flashes de 2002 y Simulated Progress de 2005. Los proyectos multi-media y de interrelación con otras disciplinas artísticas tampoco son ajenos a su ideario. Eso se manifestó en obras como Still Life With Commentator junto a Mike Ladd y el director Ibrahim Quraishi en el que abordan las atrocidades de la guerra y su relación con los medios de comunicación masivos y en In What Language? (en el que también participa el poeta Mike Ladd) ofreciendo su particular visión de la sociedad globalizada post-atentado a las torres gemelas.

    Como sesionista ha tocado en diversos contextos, participando junto a Steve Coleman’s Five Elements, Roscoe Mitchell’s Note Factory, el Wadada Leo Smith’s Golden Quartet, entre otros. También con artistas como Cecil Taylor, George Lewis, Graham Haynes, Liberty Ellman, Butch Morris, Gerry Hemingway, etc.
    Ha recibido premios, becas y reconocimientos diversos de Meet the Composer, Artist International Creative Capital, Chamber Music America, The Mary Flager Cary Charitable Trust, New York State Council on Arts y es probable que en este mismo momento esté recibiendo alguno más…
    También ha publicado innumerables trabajos académicos y ha sido conferencista en seminarios sobre temas referidos a improvisación colaborativa, narrativa de la improvisación jazzística, análisis sobre la microestructura del sonido, desarrollo de la música afro-americana, rítmica estructural…
    Por si fuera poco, Iyer tiene un master en física y se ha doctorado en Música y Ciencias. No caben dudas de que el tipo es un bocho.
    La prensa especializada no ha podido evitar caer rendida a sus pies desahaciéndose en elogios y mencionándolo casi de manera uniforme como pianista y compositor revelación de la última década.
    Y como nosotros somos copiones, decimos lo mismo.
    Inteligente, cálido, humilde, querible… nos referimos a él, claro está.
    Entrevistarlo fue un placer, tanto como lo es escuchar su música; y para evitar que nos tilden de egoístas, decidimos compartir la charla con usted. Eso sí… los discos no los presto.

    Actualmente estás trabajando en diferentes proyectos en forma simultánea. En términos de comparaciones, sería como si un escritor estuviese escribiendo varios libros al mismo tiempo. ¿Cuál es la urgencia en expresarte en diferentes contextos?

    Martin ScorsesePienso que se asemeja más a leer simultáneamente diferentes libros o cómo corresponder a varios amigos al mismo tiempo. Es semejante a un director de cine… por ejemplo, Martin Scorsese. Él ha desarrollado un amplio rango de filmes que se aprecian y sienten diferentes entre sí, pero que aun así continúan formando parte de la totalidad de su obra. Estoy persuadido de que cada persona, ya sea artista o no, se diversifica más de lo que nosotros solemos creer. En todo caso esa diversidad de proyectos activa, al menos en mí, distintos intereses creativos y también surgen como una resultante de la interacción con gente diferente. La colaboración es crucial en lo que hago, ya que trabajar extensivamente con otro me enseña cosas sobre mí mismo.

    Considerando todos esos proyectos musicales y en función del concepto que elaboraste, ¿cómo le describirías tu música a un extraterrestre que acaba de llegar al planeta? (risas); suponiendo que los extraterrestres no tengan la menor idea sobre jazz o música improvisada…


    (Risas) Primero, tendrían que entender que la música en general es algo que los humanos hacemos por razones que… realmente no podemos explicar (más risas). Tendríamos que explicarles que la música tiene que ver con el placer, el ritual, el discurso, la interacción, sensaciones, la tradición, inventar, la danza, el pensamiento, la emoción, la espiritualidad y, aun así, no lograríamos abarcar la historia completa. Y si ellos llegaran lo suficientemente lejos, encontrarían que mi música es consistentemente imperfecta como para lograr una descripción de la música en su totalidad.

    Emocionalmente hablando, ¿cómo manejás una agenda cubierta de actividades por períodos tan largos? ¿No hay peligro de consumirse? Y si es así, ¿cómo combatís la fatiga y renovás tu nivel de creatividad?

    Una gran pregunta. Puede resultar muy fácil que la lucha con el negocio de la música te consuma… ¿Qué me inspira a continuar? (reflexiona) Más que ninguna otra cosa es la necesidad de crecer artísticamente y la sorpresa continua que proviene de la interacción y de la colaboración, especialmente con gente de otras disciplinas.

    MahanthappaEn estos momentos tenés diferentes grupos y proyectos coexistiendo en tu carrera. Hablemos de algunos de ellos. Por ejemplo, Raw Materials, tu disco en dueto con Rudresh Mahanthappa…

    Rudresh y yo hemos estado trabajando como dúo desde 1996 ¡y recién en el 2006 estuvimos en condiciones de lanzar nuestro primer disco juntos! Tengo un aprecio particular por el ajuste que alcanzamos como dúo y porque a su vez es muy flexible y “desadornado”. Estoy seguro de que ambos nos hemos desarrollado un montón como músicos trabajando por tanto tiempo en tandem. Además, usamos nuestra colaboración musical como una forma de aproximarnos a los términos fundantes de nuestra mutua herencia india. Nosotros somos personas muy diferentes, pero nuestra sensibilidad musical es decididamente compatible. Ahora somos como hermanos… (dicho con un gesto que expresa un inequívoco orgullo).

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: