Jethro Tull: Live at Montreux 2003 (DVD)

Some Day the Sun Won't Shine for You, Life Is a Long Song, Bourée, With You There to Help Me, Pavane, Empty Cafe, Hunting Girl, Eurology, Dot Com, God Rest Ye Merry Gentlemen, Fat Man, Living In the Past, Nothing Is Easy, Beside Myself, My God, Budapest, New Jig, Aqualung, Locomotive Breath.

Músicos:
Ian Anderson: voz, guitarra, flauta.
Martin Barre: guitarra.
Jonathan Noyce: bajo.
Andrew Giddings: teclados.
Doanne Perry: batería.

Eagle Vision, 2008

Calificación: Está bien.

Jethro Tull ha cumplido más de cuarenta años de carrera. La misma se inició a fines de los sesenta con muy buena repercusión en ambos lados del Atlántico, con un sonido crudo y potente al que no le faltaban sutilezas y buenas ideas. Tuvieron gran éxito en los setenta en su pico de creatividad artística. Sobrevivieron a los años ochenta con el reconocimiento de la industria con algún Grammy. En los noventa retoman su sonido más clásico, alejándose de los rockeros ochenta, con tres discos en estudio y uno en vivo. Durante esta década es que comenzaron a editar gran cantidad de material en concierto y de archivo, situación que continuó durante los últimos ocho años pero sin editar nuevos discos en estudio, al menos en su forma tradicional, con la excepción de The Christmas Album de 2003. Sin embargo, Ian Anderson y Martin Barre se han mantenido activos al margen de Jethro Tull editando material solista. Parte de ese material se ha incorporado a los shows de la banda.

Lo que hace a Tull interesante en vivo es su constante cambio en el repertorio y al arreglo permanente del material, buscándole nuevos ángulos, nuevas lecturas. En la mayor parte de los casos los nuevos arreglos son exitosos, pero en otros casos… no. Obviamente no siempre han podido, o tal vez no han querido, escapar al hecho de tocar sus temas más representativos.
Un personaje fundamental para dar vida a los nuevos arreglos es Doanne Perry, quién forma parte de la banda desde hace más de veinte años. Aporta la potencia, complejidad y sutilezas que la banda necesita para interpretar composiciones de todas las épocas. Además, es uno de los bateristas de rock con mejor sonido en vivo sin recurrir al artilugio de los triggers.

Some Day the Sun Won't Shine for You, de 1968, da comienzo al set en una versión distinta a la original de Stand Up pero ya escuchada en vivo. Potente. Siguen con la balada Life Is a Long Song de principios de los setenta, preciosa, conservando su sonido fresco y etéreo.
El clásico Boureé, a mi juicio, ha sido siempre un dolor de cabeza para Jethro Tull. El tema, en su versión original, se destaca por su inocencia, sus aires de jazz e instrumentación despojada pero interpretado con potencia. En vivo nunca escuché que consiguiera revivir estos elementos, tampoco en este caso.
La primera perlita es With You There to Help Me, del disco Benefit (1970); excelente interpretación en la cual Andrew Giddings, tal vez sin el vuelo de John Evan, logra darle los colores indicados.
Pavane y Empty Cafe, este último un showcase para Barre, pasan sin pena ni gloria para dar lugar a Hunting Girl., también de los setenta, pirotécnica, en la cual el baterista hace maravillas honrando a su predecesor Barrymore Barlow.
Eurology es un estreno; su intrincada rítmica no le hace perder sutileza.
De 1999 llega Dot Com, un tema moderno con aires del medio oriente. Sigue God Rest Ye Merry Gentlemen que no dice nada, pero Fat Man sí tiene algo para decir. Una excelente interpretación de este tema acústico con influencia india con un arreglo novedoso y apropiado.

El clásico y bien ejecutado, pero ya un poco reiterado, Living in the Past le da paso a Nothing Is Easy, tocado con la potencia original. Beside Myself llega para cambiar el ambiente, una letra triste para un excelente tema sutil, lento y contundente.
El clásico My God llega con su introducción acústica para luego dar rienda suelta a toda la potencia de la banda. Aquí nuevamente queda claro cómo el front-man y flautista opacan al compositor y buen guitarrista que es Ian Anderson. También se ve claramente cómo es Martin Barre, quien aporta el rock a las intrincadas y sutiles composiciones.
Budapest es uno de los platos fuertes de este DVD con sus más de once minutos. Un tema nunca registrado oficialmente en vivo, llega desde el exitoso disco de 1987 Crest of a Knave: otro ejemplo de lo mejor de Jethro Tull mostrando toda su versatilidad.
New Jig hace su breve presentación en este DVD como introducción al potente Aqualung, tan efectivo como siempre.
Cierra el set Locomotive Breath, otro habitué de los conciertos Tullianos en interesante versión.

Live at Montreux 2003 es un DVD que a los seguidores de Jethro Tull le aporta material no registrado previamente en vivo y excelentes versiones de algunos clásicos. Para quienes no son fans, muestra una banda que resiste con dignidad al paso del tiempo.

Federico Larroca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *