• Mary Halvorson presenta Meltframe

     

    meltframeEn un contexto artístico donde se amalgaman imaginación y compromiso, talento y vocación, asoma la vital trayectoria desplegada por la guitarrista Mary Halvorson. En ese tránsito emerge el liderazgo de sus trío, quinteto y septeto y el cuarteto Reverse Blue, los tríos cooperativos Thumbscrew y Sifter, el dúo Secret Keeper y las colaboraciones a favor de Tomas Fujiwara & the Hook Up, Ingrid Laubrock’s Anti-House, Marc Ribot and the Young Philadelphians, Anthony Braxton Diamond Curtain Wall, Taylor Ho Bynum Sextet y Ches Smith and These Arches, entre muchos otros.

    A la inabordable labor desplegada por Mary Halvorson en años recientes, se sumará próximamente Meltframe, su primer álbum en solo de guitarra.

    En el alegato estético pergeñado aquí, Halvorson relega su rol como compositora para ofrecer una personal recreación de diez piezas pertenecientes a otros autores. Esa selección de canciones no es aleatoria ni ajena a los intereses de la intérprete, ya que cada una de ellas aparece íntimamente ligada a recuerdos y gustos personales que, en definitiva, terminan haciendo visible una parte inmanente de su ideario musical.

    Algunas de las piezas versionadas se apegan al dictado de la partitura, varias utilizan los cambios de acordes de las canciones originales y otras fueron readaptadas; pero en todas ellas, Halvorson pretende hacer justicia con la visión de sus respectivos compositores al mismo tiempo que conserva su propia identidad estética y les adosa un significado personal.

    La relectura de Cascades de Oliver Nelson conlleva un reconocimiento implícito a The Blues and the Abstract Truth, álbum que Halvorson ha venido escuchando desde su adolescencia. La recreación de la pieza de Annette Peacock, Blood, se funda en la versión ofrecida por Marilyn Crispell en Nothing Ever Was Anyway, The Music of Annette Peacock.

    Halvorson hace propia la melodía de Cheshire Hotel para manifestar su respeto por el guitarrista francés Noël Akchoté, músico al que descubrió a través de la versión de este mismo tema incluida por Sam Rivers en Configurations. Las interpretaciones de Sadness de Ornette Coleman y la imperecedera Solitude de Duke Ellington, obedecen a que ambas piezas se encuentran entre sus composiciones favoritas de estos íconos de la historia del jazz. En Ida Lupino de Carla Bley se materializa, con sorprendente naturalidad, la adaptación para guitarra de una canción habitualmente ejecutada en piano; y Aisha de McCoy Tyner es un tema del álbum de John Coltrane Ole Coltrane, que Halvorson solía escuchar junto a su padre.

    El repertorio comprendido en este álbum se completa con dos piezas pertenecientes a compositores contemporáneos –y colegas de Mary Halvorson en diferentes proyectos- como Platform de Chris Lightcap y When de Tomas Fujiwara y una sentida revisión de Leola proveniente del álbum de Roscoe Mitchell Nine to Get Ready.

    Meltframe será editado por intermedio del sello Firehouse12 el próximo 4 de septiembre.

    Notas Relacionadas o de Interés: