• Anna Webber: Idiom

     

    Disco 1: Simple Trio

    Idiom I; Idiom IV; Forgotten Best; Idiom V; Idiom III

     

    Músicos:

    Anna Webber: saxo tenor, flauta

    Matt Mitchell: piano

    John Hollenbeck: batería

     

    Disco 2: Large Ensemble

    Idiom VI (Movement I, Interlude 1, Movement II, Interlude 2 & Movement III, Movement IV, Interlude 3 & Movement V, Interlude 4 & Movement VI)

     

    Músicos:

    Anna Webber: saxo tenor, flauta, flauta baja

    Nathaniel Morgan: saxo alto

    Yuma Uesaka: saxo tenor, clarinete, clarinete contralto

    Adam O’Farrill: trompeta

    David Byrd-Marrow: trompa

    Jacob Garchik: trombón

    Erica Dicker: violín

    Joanna Mattrey: viola

    Mariel Roberts: cello

    Liz Kosack: sintetizador

    Nick Dunston: contrabajo

    Satoshi Takeishi: batería

    Eric Wubbels: conductor

     

    Sello y año: Pi Recordings, 2021

    Calificación: Excelente

     

    Los límites de mi idioma significan los límites de mi mundo (Ludwig Wittgenstein)

     

    En líneas generales se denomina idioma al sistema de comunicación verbal o gestual mediante el cual se comunican y entienden los habitantes de una comunidad.
    El término procede del latín tardío idioma y este a su vez deriva de los vocablos griegos idios (particular, privado) e idióomai que significa “apropiarse de algo”.

    Ese vínculo originario entre los conceptos de propiedad y pertenencia que subyace en la idea de idioma, explica las causas por las cuales los sonidos, palabras y gestos -siempre caracterizados por la inteligibilidad mutua- que componen la metodología comunicacional de los diferentes idiomas, son propios de cada colectividad y responden a elementos particulares sin los cuales sería imposible intercambiar conceptos e ideas.

    La especificidad idiomática mediante la que se comunican y comprenden los habitantes de una determinada sociedad, responde a gramáticas, vocabularios y sonoridades que le son propias; sin embargo, el desarrollo de un idioma nunca es rígido ni cerrado.

    De hecho, los diferentes idiomas tienen una dinámica en permanente expansión e incluso pueden entrecruzarse, enriquecerse recíprocamente y hasta fusionarse.

    Por lo tanto, en consonancia con la frase del encabezado acuñada por el filósofo y lingüista austriaco Ludwig Wittgenstein, se puede colegir que la ampliación del idioma expande de manera radical la forma de entender el mundo que nos circunda y ayuda a imaginar nuevos escenarios posibles.

    La búsqueda por expandir las fronteras del lenguaje musical, el entrecruzamiento de diferentes mundos sonoros y la exploración de nuevos conceptos creativos son -como luego veremos en detalle- algunas de las características distintivas del nuevo y ambicioso proyecto discográfico de Anna Webber titulado, justamente, Idiom.

    En el fecundo ideario estético desarrollado por la notable compositora, saxofonista y flautista canadiense Anna Webber se amalgaman sus trabajos con el consolidado Simple Trio (agrupación que completan Matt Mitchell y John Hollenbeck con la que edita los álbumes Simple en 2014 y Binary de 2016), los discos del septeto Percussive Mechanics (banda que integrara junto a James Wylie, Elias Stemeseder, Julius Heise, Igor Spallti, Martin Kruemming y Max Andrzejewski documentada en Percussive Mechanics de 2013 y Refraction en 2015) y el consagratorio Clockwise de 2019, proyecto donde estuvo secundada por Jeremy Vinner, Jacob Garchik, Christopher Hoffman, Matt Mitchell, Chris Tordini y Ches Smith.

    También edita en formato digital el registro en vivo Rectangles de 2020 (allí acompañada por Adam Hopkins, Mark Ferber y Marc Hannaford), comparte responsabilidades con Angela Morris en Anna Webber – Angela Morris Big Band (propuesta que se cristaliza en 2020 con el lanzamiento del estupendo Both Are True), aparece asociada a Devin Gray y Elias Stemeseder en el trío Jagged Spheres (Jagged Spheres en 2014 y Jagged Spheres II de 2017), integra el cuarteto EAVE (plasmado mediante el álbum homónimo de 2018) y forma parte de los tríos The Hero of Warchester (The Hero of Warchester de 2015 y The Four Americas en 2018) y TAC Trio (Cix de 2020)

    Además, Webber desarrolla una prolífica labor como sesionista que incluye contribuciones a favor de Jacob Garchik, Raf Vertessen, Brian Krock, Dave Douglas, Colin Hinton, Remy Le Boeuf, Adam Hopkins, Matt Mitchell, Marike van Dijk, Jen Shyu, John Hollenbeck, Harris Eisenstadt, Fabian Almazán, Erik Hove, Ken Thomson, Geof Bradfield, Noah Garabedian, Dan Weiss y Stefon Harris, entre muchos otros.

    Anna Webber, en el álbum doble Idiom, ofrece una serie de piezas rigurosamente compuestas -todas con epicentro en diferentes técnicas extendidas para instrumentos de viento- distribuidas en dos discos. El primero de ellos contiene cinco composiciones a cargo del Simple Trio (Anna Webber en saxo tenor y flauta, Matt Mitchell en piano y John Hollenbeck en batería) y en el segundo disco entrega una única pieza estructurada en seis movimientos y cuatro interludios, cuya interpretación corresponde al ensamble de doce miembros que conduce Eric Wubbles.

    En su esencia, las técnicas extendidas reúnen una variada gama de recursos de interpretación musical mediante procedimientos no convencionales ni ortodoxos con el objetivo de obtener sonidos inusuales. 

    La utilización de técnicas extendidas aparece con creces en el jazz, tanto como dispositivo narrativo como una herramienta para el ejercicio de la improvisación, del mismo modo que en el curso de la música clásica contemporánea se ha manifestado asiduamente como un aspecto troncal de la elaboración compositiva.

    Anna Webber -quien además de ser una improvisadora consumada cuenta con un amplio bagaje de técnicas extendidas en su instrumento- para los principios estéticos en los que se funda Idiom yuxtapuso el mundo del jazz con el de la música clásica contemporánea a través de composiciones que integran en un mismo plano sonoro a la improvisación, pero que han sido elaboradas a partir diferentes técnicas extendidas.

    El núcleo creativo de la nueva propuesta pergeñada por la compositora canadiense, tiene como antecedente directo una de las piezas incluidas en el álbum Clockwise de 2019. En aquel formidable trabajo, Webber ofrendaba un conjunto de temas surgidos de sus investigaciones sobre obras para percusión pertenecientes a compositores esenciales del siglo XX como Iannis Xenakis, Morton Feldman, Edgard Varèse, Karlheinz Stockhausen, Milton Babbitt y John Cage; pero también comprendía una pieza (Idiom II) afincada en los conceptos que ahora profundiza en Idiom.

    En el primero de los dos discos Anna Webber recurre al Simple Trio –grupo con el que ha venido trabajando durante los últimos ocho años– para exponer cuatro composiciones basadas en técnicas extendidas para saxofón y flauta estratégicamente subrayadas por las intervenciones de Matt Mitchell en piano y John Hollenbeck en batería más un tema (Forgotten Best) de impronta diferenciada.

    La apertura, con Idiom I, nos brinda una composición basada sobre digitaciones “ventiladas” en flauta (técnica donde se mantiene presionada una llave adicional para provocar un mal funcionamiento de carácter microtonal). La singular e inusual sonoridad que emerge desde el núcleo del tema será remarcada por los deslumbrantes desempeños de Anna Webber en flauta y Matt Mitchell en piano y las imaginativas aportaciones de John Hollenbeck en batería.

    Idiom IV nace a partir de sucesivos multifónicos en saxo tenor por parte de Anna Webber (los multifónicos son el producto de la vibración simultánea de dos secciones del tubo realizadas mediante digitaciones no ordinarias) que dotan a la pieza de intervalos regulares y una extraña sensación de sincronía. El meridiano de la pieza será ilustrado por una conspicua aparición solista de John Hollenbeck en batería.

    Los trazos contrastantes que dibuja el inicio de Forgotten Best evolucionarán de forma asimétrica hasta ubicar en el centro de la escena a Matt Mitchell; primero, mediante un breve interludio a solo piano y luego a través del efervescente diálogo que entabla con el saxo tenor de Anna Webber.

    El eje del hipnótico Idiom V se aposenta en una amplia gama de técnicas extendidas para flauta. Esos recursos que dieron origen a la pieza, fueron luego tamizados por un proceso de deconstrucción espectral para generar sonidos en el piano y la batería.

    El primero de los dos discos incluidos en Idiom cierra con el exuberante dramatismo que destila Idiom III, tema cuyo elemento fundante reside en multifónicos de saxo y que muestra al Simple Trio desplegando una labor interpretativa en estado de gracia.

    La segunda parte del álbum expande y profundiza los postulados basales enunciados en el primer segmento a través de la extensa Idiom IV.

    Esta pieza, de una hora de duración dividida en seis movimientos y cuatro interludios, es interpretada por un ensamble de doce miembros que congrega tanto a reconocidos improvisadores como a destacados cultores de la nueva música creativa.

    La técnica extendida utilizada en Idiom IV, encuentra su cimiento en un amplio rango de multifónicos en forma de diadas que irán apareciendo durante el curso evolutivo de la obra como elementos de orquestación e improvisación, generando combinaciones sonoras tan infrecuentes como enigmáticas.

    El subyugante desarrollo de la composición inicia con la misteriosa atmósfera que envuelve a Movement I y donde tienen especial destaque el sintetizador de Liz Kosack y los saxos de Anna Webber y Nataniel Morgan.

    El breve Interlude 1 está dictaminado por una sensación de pesantez y encuentra al clarinete contralto de Yuma Uesaka ocupando una posición de privilegio en el andamiaje de la pieza.

    Movement II delinea una colorida masa sonora en donde sobresalen la flauta de Anna Webber, el tándem rítmico que configuran Nick Dunston en contrabajo y Satoshi Takeishi en batería, los sucesivos diálogos encarnados por la trompeta de Adam O’Farrill con la trompa de David Byrd-Marrow y la viola de Joanna Mattrey con el violín de Erica Dicker y una fulgurante aparición solista de Jacob Garchik en trombón.

    A continuación, el ensamble que conduce Eric Wubbels empalmará el introspectivo lirismo de Interlude 2 con la intensidad rítmica, el vigor orquestal y la épica resolución que exhibe Movemet III.

    En el tramo final se suceden las espaciosas asimetrías de Movement IV (con notables intervenciones de Erica Dicker en violín y Mariel Roberts en cello), la sensación de ingravidez que circunda a Interlude 3, la abrasiva complejidad de Movement V, las texturas indeterminadas que decoran el paisaje sonoro de Interlude 4 y el poderoso alegato colectivo ofrendado por Movement VI.

    El álbum Idiom consagra definitivamente a Anna Webber como una de las compositoras más originales de la actualidad y la muestra con suficientes entusiasmo, convicciones e ideas para seguir recorriendo su propio camino artístico.

     

    Los verdaderos viajes empiezan cuando se acaban los caminos (Jacques Lacan)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: