• Barry Manilow: The Greatest Songs Of the Fifties

    Moments to Remember, It's All In the Game, Unchained Melody, Venus, It's Not For Me to Say, Love Is a Many Splendored Thing, Rags to Riches, Sincerely/Teach Me Tonight, Are You Lonesome Tonight?, Young at Heart, All I Have To Do Is Dream, What a Difference a Day Made, Beyond the Sea.

    Músicos:
    Barry Manilow: piano y voz
    Russ McKinnon, John Robinson: batería
    Dave Carpenter, Dave Stone: bajo
    Ken Berry, Mike Lent: guitarra
    Joe Melotti, Steve Welch, Ron Pedley: piano
    Dan Greco: percusión
    Orquesta con violines, violas, cellos, arpas, trombones, saxos, flautas, oboes, trompetas y más.
    Sony/BMG, 2006

    Calificación: Apoyavasos (aunque… ¿qué culpa tiene el vaso?).

    En la década del '50 hubo hechos en la historia relmente significativos (como en toda década, dicho sea de paso).

    Comenzó la Guerra Fría, Corea sufre la división Norte/Sur; Libia, Camboya, Sudán, Túnez, Marruecos y Ghana se independizan, se firma el Tratado de París, Winston Churchill es proclamado Primer Ministro Británico; Juan Manuel Fangio da cátedra en la Fórmula 1, se produce en Brasil el Maracanazo (vamo' vamo' la celeste…), nace la TV a color, se produce la apertura de Disneylandia, la Revolución Libertadora (¡¿?!), se casan Rainiero y Grace Kelly, también Marilyn Monroe con Arthur Miller, se produce el fusilamiento de civiles en José León Suárez que originaría el libro "Operación Masacre" de Rodolfo Walsh, se lanza el primer satélite artificial (Sputnik 1) y la perra Laika se transforma en el primer ser vivo lanzado allá lejos, se crea la vacuna contra la polio, Fidel Castro y el Che Guevara llevan adelante la Revolución Cubana, se firma el Pacto de Varsovia…

    También hubo nacimientos (Michael Moore, Kusturica, Ornella Mutti, Fernando Trueba, Isabelle Adjani, Bill Gates, Tim Burton, Lars Von Trier, Evo Morales, Linda Blair, Emma Thompson, Melanie Griffith, Holly Hunter) y decesos (George Orwell, Bernard Shaw, Frida Kahlo, Henri Matisse, Albert Einstein, James Dean, Ortega y Gasset, Humphrey Bogart, Lou Costello, Thomas Mann, Stalin, Eva Perón…).

    Musicalmente hablando, también ha nacido mucha gente en esos años: Madonna, Sakamoto, Phil Collins, Alex Lifeson, Geddy Lee, Satriani, Mike Oldfield, John Deacon, Joey Ramone, Billy Idol, Prince, Michael Jackson, Robert Smith, Nina Hagen, Charly García…

    Y por supuesto que ahí estaban Miles Davis, John Coltrane, Cannonball Adderley… y muchas hermosas piezas musicales se crearon en el período 1950-1959.

    Barry Manilow nació en 1946 en Brooklyn. A los 26 años conoció a Bette Midler y pasó a ser su director musical. Su debut discográfico como líder fue en 1973; su carrera fue en ascenso: discos de oro, de platino, doble platino, triple platino, cuádruple platino, ad infinitum platinum… en 1977 el programa The Barry Manilow Special fue visto en los Estados Unidos por 37 millones de personas (algo así como un par de Blue Note, me parece…), metió 38 Top 40, en 1987 escribió su autobiografía (ya podría estar editando otra), hizo temas para Walt Disney, cantó pop, le rindió tributo a Sinatra, produjo a cantantes como Bette Midler, Nancy Wilson y Dionne Warwick, vendió más de 75 millones de discos en el mundo entero, tuvo su propio musical Barry Manilow's Copacabana: The Musical (¿quién no recuerda aquello de "en el Copa… Copacabana…"?), tiene una fundación: Manilow Fund for Health and Hope y está alistado en algunas otras, tiene varios discos en vivo, muchos "Best Of", discos de Navidad, uno de charlas, la revista Rolling Stone lo denominó "El Showman de nuestra generación"… y así llegamos al año 2006.

    Barry ha sacado un álbum con "las más grandes canciones de los 50's". Esta afirmación es, desde el vamos, discutible. Pero hay joyas, sin lugar a dudas y otras que no lo son tanto. Pero… ¿para qué detenernos en pequeñeces?

    Barry muestra desde la tapa la imagen de un motociclista sin casco que va a 200 con el viento en contra. Está estirado el guaso. Tiene un aire a viejito piola que no le queda tan bien como al Rod Stewart. Tampoco está como Sandro, por supuesto. Ahí está, con sus 60, cantándole a los 50's, queriéndose hacer pasar por uno de 40.

    No lo logra.

    Pero hay un disco, Morales… hay un disco.

    Ya va.

    Barry pensó y pensó; seguramente amparado en el éxito de algunos, en la carencia de ideas mejores y ante la sugerencia de alguien que vio el filón (¿tal vez él mismo?), seleccionó 13 temas del período 1953-1959, "ensaladeó", convocó a una orquesta y grabó.

    Su voz suena afectada; una suerte de mixtura entre Elvis Costello y Rod Stewart… pero mal.

    Los arreglos son los típicos de una orquesta plagada de violines, cellos, violas… eso.

    El disco no sorprende… ni nada.

    Es previsible… era obvio.

    Barry pensó que el disco se vendería como pan caliente y seguramente con razón.

    En el booklet del CD, Clive Davis (co-productor del álbum) declara "nadie puede reinventar los grandes clásicos de los 50's mejor que Barry Manilow".

    Si esto es cierto, debo admitir que estamos en el horno.

    El disco es un espanto indefendible repleto de lugares comunes y decidido mal gusto por el arte.

    Muchas cosas ocurrieron en la década del '50 y, entre ellas, la creación de bonitas páginas que engalanaron el universo musical.

    Barry, no tenés derecho a brindar una imagen tan distorsionada de la historia.

     

    Marcelo Morales

    Notas Relacionadas o de Interés: