• No Talking, Just Byrne

    DAVID BYRNE
    Luna Park – Buenos Aires.
    21 de octubre de 2004
    David Byrne – voz, guitarra.
    Mauro Refosco – percusión.
    Paul Fraizer – bajo y coros.
    Graham Hawthorne – batería.
    The Tosca Strings.

    Antes de ponerme a escribir esto que sigue, pensaba que hubo muy pocos grupos o solistas internacionales a los que pude ver varias veces en vivo; los vaivenes económicos del país y  la plena conciencia de pertenecer a un sitio que está en la periferia (una sutileza que oculta la frase “elculodelmundo”), hacen que uno observe el crecimiento de los músicos a través de sus discos y no de sus shows. Eventualmente un disco en vivo, un pirata, un video, pero no la energía que supone el contacto directo con el músico en el escenario.
     
    David Byrne visitó por cuarta vez la Argentina; primero lo hizo en plan “Rei Momo” (1990), la segunda vez fue en banda electroacústica para presentar “DavidenryB” (1994), la tercera para “Feelings” (1998) y la cuarta es la vencida. Algunos datos: está en la gira de presentación de un disco que se llama Grown Backwards, junto a un trío batería/bajo/percusión y un sexteto de cuerdas llamado The Tosca Strings. Luna Park, 21 de octubre de 2004. Noche hermosa, remera, algo cómodo, sin abrigo, no va a refrescar. Empieza temprano, está anunciado a las 21 horas, claro, es un jueves. Arranca pasadas las 21 horas La Portuaria. Me lo pierdo. Otra vez será Frenkel. Ustedes están cerca…
     
    Casi a las 22 horas, en un modesto escenario negro, vestidos de marrón, David Byrne y su banda, más The Tosca Strings de estricto azul. En la elección de los temas que tocaría en esta noche, el señor Byrne se despachó con un repertorio que incluyó clásicos de los Talking Heads, exquisitamente arreglados para suplir teclados y armonías de guitarras con el sexteto de marras, temas de su carrera solista y varias curiosidades muy llamativas, a saber: arrancan con un hermoso tema incluido en la película  “Dirty Pretty Things” de Stephen Frears, y empezamos a movernos con el “I Zimbra” de los Heads con unos espectaculares arreglos para sexteto de cuerdas que sorprenden junto a la bestia llamada Mauro Refosco en percusión, un músico que se ganó al público en una noche brillante, junto a Paul Fraizer en bajo y coros y Graham Hawthorne en batería.
     
    ¿Se acuerdan de Underground, la película de Kusturica con música de Goran Bregovic? ¿Se acuerdan del tema que grabó Cesaria Evora, “Ausencia”? Si, eso hizo. Otro, del disco “Red, Hot and Blue” (¿se acuerdan?) el tributo a Cole Porter de principios de los 90’, recreó “Don’t Fence Me In”, de la banda de sonido de The Catherine Wheel; hizo “What a Day That Was”, una emotiva versión de “María Landó” y bueno, en el mientras tanto mechó con “Psycho Killer”, “Road to Nowhere”, “And She Was”, “Blind”,  “Once in a Lifetime, una increíble versión de This Must Be the Place”, y sí: uno sentía que ése era el lugar…

    La unión entre las cuerdas y el cuarteto electroacústico es perfecta, no me quedan otras palabras. Pensaba en otros episodios vistos en vivo de la misma calaña (otra vez me captura el espíritu “elculodelmundo”, voto a Cachafaz!); estos experimentos pocas veces dan estos frutos, me acuerdo de Bjork en su única presentación local, de Divididos, de Charly García, ¿de cuantos más?, pocos, en fin, la conclusión está en el primer párrafo….

    En el final, “Life During Wartime”, “Nothing But Flowers”, para terminar con “Lazy” y con nosotros, que desde el pie del escenario gritábamos como poseídos por el espíritu de este escocés, un hombre de modos educados y movimientos raros, que nos metió en una galera gigante y nos hizo pensar que sería bueno pedir, por lo menos, que haya un show así cada dos años. No estoy pidiendo tanto.

    Horacio Magnacco

    Datos anexos de comentarios aleatorios (otra sutileza que oculta la frase “alpedo”)
    1 – Lo filmaron todo, lo van a pasar en la tele, quizás en La Viola. Estén atentos.
    2 – Bonísima la autopromoción de www.flatwess.net, repartiendo flyers que decían “Sr Byrne, nos gustaría hacer el arte de tapa de su próximo disco”. Byrne lo agarró en el final del show, le llamó la atención, se lo llevó. ¿Quién te dice?
    3 – Lo vi a León Gieco y recordé algo que contó hace un tiempo: que mientras iban de gira con De Ushuaia a la Quiaca, en el micro sólo se escuchaba a los Talking Heads.

    Notas Relacionadas o de Interés: