• Santiago Leibson

     

    El notable pianista y compositor Santiago Leibson nació en Argentina y reside desde hace varios años en la ciudad de Brooklyn, Estados Unidos.
    Sus reconocidos méritos musicales y el singular alegato estético que lo caracteriza -en el cual coexisten el jazz, la música clásica, la improvisación y la música contemporánea- lo han llevado a convertirse en una de las figuras más reconocidas y con mayor proyección de la escena musical neoyorquina.

    En esa ciudad se presenta en algunos de los locales de jazz más prestigiosos y comparte escenarios con músicos de la talla de Michaël Attias, Tony Malaby, Gerald Cleaver, Guillermo Klein, Sean Conly, Matt Pavolka, Francisco Mela, Oscar Noriega, Drew Gress, Mark Ferber, Billy Drummond, Michael Formanek, Kevin Shea, Massa Kamaguchi, Chet Doxas, Kevin Sun, Cameron Brown, Dayeon Seok, Stephen Gaucci, Colin Avery Hinton y muchos más.

    La elogiada producción discográfica de Santiago Leibson como líder comprende a los álbumes Amon de 2014 y Pendular de 2015 (en ambos casos secundado por Maximiliano Kirszner en contrabajo y Nicolás Politzer en batería), Out of Order de 2016 (donde participan el contrabajista Drew Gress y el baterista Devin Gray) y los dos discos editados por el trío que conforma en compañía de Matt Pavolka en contrabajo y Mark Ferber en batería: Episodes en 2018 y Little Pieces de 2020.

    Además, ha mantenido una fecunda labor como sesionista que aparece documentada a través de sus aportes en los álbumes Equilibrios colapsados de Miguel Crozzoli, Diez construcciones fáciles de Juani Méndez, El sueño de los sauces de Jazmín Prodan, El límite de la conciencia, Kybalión – 7 Principios y Kybalión – Primera meditación de Fran Cosavella, Música sobre pintura Volumen 1 de Francisco Slepoy, Cycles of Animation de Shawn Lovato, Descubrir de Sebastián Acosta, Leap de Jeff McGregor, Vidas simples de Juan Bayón, In Sides de Javier Moreno, Fourth Dimension de Brian Shankar Adler, It’s Time For Freedom de Lior Miliger y New Aurora de Michael Sarian, entre otras contribuciones.

    En 2012, Santiago Leibson recibe una beca para participar en el programa de residencia Encuentro Argentino de improvisación y composición musical y en 2014 el Fondo Nacional de las Artes en Argentina le otorga un préstamo para continuar sus estudios en la Universidad de Nueva York, institución académica en la que también se desempeñara como instructor adjunto entre 2015 y 2016.

    Asimismo, corresponde mencionar que ocupa el cargo de profesor adjunto en NEMPLA (Nueva Escuela de Música Popular Latinoamericana) desde 2016, dicta clases a distancia, continúa sus estudios en forma privada con el renombrado pianista clásico -y ex alumno de Sophia Rosoff- John Kamitsuka y trabaja como pianista acompañando al Ballet Hispánico de Nueva York.

    En 2019 hizo su debut en el célebre Carnegie Hall con un concierto a solo piano en el que interpretó composiciones originales y clásicas como parte de la prestigiosa serie Sophia Rosoff Presents organizada por la Abby Whiteside Foundation.

     

    Santiago Leibson eligió para nosotros cinco discos de otros músicos más uno propio y describió los motivos de su selección.

     

    Decidí hacer una lista con discos que salieron en los últimos años para tratar de mostrar algo de lo que está sucediendo hoy en día en el ámbito de la música creativa, el jazz, el free o cualquier otro término que quieran agregar. Como toda selección, es arbitraria y sesgada y dejará afuera muchas músicas increíbles que recomiendo que busquen (y compren). 

    Más allá de mis pobres habilidades para escribir, lo que trato de transmitir es que estos discos me dieron mucha satisfacción y muchas ideas para seguir creando. Les recomiendo que los escuchen porque hay mucha más poesía allí que en mis palabras descriptivas. 

     

    1 – Cory Smythe: Circulate Susanna 

    Sello y año: Pyroclastic Records, 2018

    Músicos:

    Cory Smythe: piano, electrónicos, autoarpa

    Daniel Lippel: guitarra acústica desafinada, electrónicos

    Sofia Jernberg: voz

     

     

     

     

     

    La música en Circulate Susanna se mueve a un ritmo lento, fragmentario y espeso como la melaza. Escucharlo me hace acordar a las novelas de William Faulkner: te transporta a un mundo rural, mezcla de ciencia ficción y lo real maravilloso con “historias que tuvieron lugar en una lejana luna ficticia” (según se aclara en las liner notes del disco escritas por el propio Smythe). La música (y el paisaje) está construida a partir de memorias de la niñez, del recuerdo de sonidos e historias extraordinarias. En todo el disco sobrevuela un aura mágica de nostalgia y alegría que me atrae mucho.

    Aparecen Billie Holiday, Charles Ives, Harry Partch, el blues y la música americana mediante un ensamble inusual (piano, electrónica, autoarpa, guitarra desafinada y voz) pero increíblemente amalgamado y que explora las posibilidades tímbricas con una solidez y una efectividad enormes.

     

    2 – Angelica Sanchez Trio: Float the Edge 

    Sello y año: Clean Feed Records, 2017

    Músicos:

    Angelica Sanchez: piano

    Michael Formanek: contrabajo

    Tyshawn Sorey: batería

     

     

     

     

     

     

    Este disco es, para mí, una referencia total. El trío está en perfecto balance y cada voz encuentra su lugar en el espacio de la música con claridad y flexibilidad, potenciando así las posibilidades del ensamble. La efectividad del material escrito permite distintas posibilidades de interacción en cada pieza y, a la vez, hace del disco en su totalidad una obra orgánica y sin fisuras. 

     

    3 – Michaël Attias: échos la nuit 

    Sello y año: Out Of Your Head Records, 2019

    Músico:

    Michaël Attias: saxo alto, piano

                

     

     

     

     

     

     

     

    Escuchar este disco es como sentarse en un parque o asomarse al balcón y percibir lo que sucede alrededor. Hay un sentimiento de contemplación que lo asocio a la música de Olivier Messiaen o los discos en solo saxo de Steve Lacy. En lo estrictamente musical, me fascina cómo Michaël Attias usa el piano y el saxo (tocando él mismo los dos instrumentos) para crear posibilidades que están a mitad de camino de un dúo, los unísonos donde de repente se genera una armonía sorpresiva o el juego de usar el piano como caja de resonancia (recomiendo escucharlo con auriculares). Siempre que escucho esta música me surgen nuevas ideas sobre fraseo, texturas y paciencia para desarrollar música en un contexto solista.

     

    4 – Marc Ducret: Lady M 

    Sello y año: Ayler Records, 2019

    Músicos:

    Marc Ducret: guitarras

    Léa Trommenschlager: voz soprano

    Rodrigo Ferreira: voz contratenor

    Sylvain Bardiau: trompeta, corneta natural

    Catherine Delaunay: clarinete, clarinete tenor

    Régis Huby: violín, violín tenor

    Liudas Mockunas: saxos, clarinete contrabajo

    Samuel Blaser : trombón

    Bruno Ducret : violoncello

    Joachim Florent: contrabajo, bajo eléctrico

    Sylvain Darrifourcq: batería, percusión

     

    Ponerle música a un texto de Shakespeare no es tarea fácil; y más difícil aún es hacerlo de manera honesta, efectiva y sin pretensiones. Marc Ducret lo logra de manera realmente increíble, quitándole todo lo sublime, todo el peso de la historia y yendo directamente al hueso.

    La música de Lady M es una suite en tres partes donde se explora el mismo monólogo de Lady Macbeth que aparece en el acto V de La tragedia de Macbeth desde distintas perspectivas: “la poética de la noche”, “la voz femenina” y “la esencia del remordimiento” (según se explica en las liner notes del disco). 

    Es un álbum en donde se aprecian las grandes posibilidades de un ensamble mediano (aquí integrado por once músicos), la relación de la voz, el texto y la música y de cómo hacer un verdadero “ensayo de literatura” escribiendo do, re, mi. 

     

    5 – Gerald Cleaver & Violet Hour: Live at Firehouse 12 

    Sello y año: Sunnyside Records, 2019

    Músicos:

    Gerald Cleaver: batería

    J.D. Allen: saxo tenor

    Andrew Bishop: clarinete bajo, saxos soprano y tenor

    Jeremy Pelt: trompeta

    Ben Waltzer: piano

    Chris Lightcap: bajo

     

     

    Este disco es una fiesta. No hay muchas otras palabras para describirlo. El sexteto se desenvuelve con confianza, alegría y libertad y, en consecuencia, la música suena increíble. Está lleno de sorpresas y momentos únicos que sólo un disco en vivo puede dar. 

    En un segundo plano (la música es lo más importante aquí), me gusta la idea de que Gerald Cleaver, siendo un baterista asociado al free jazz o a la avant-garde (cualquier cosa sea lo que eso signifique), elija hacer un disco con una estética diferente demostrando, así, que la música es una sola y no entiende de géneros. 

     

    El +1 – Santiago Leibson: Little Pieces 

    Sello y año: Chant Records, 2020

    Músicos:

    Santiago Leibson: piano

    Matt Pavolka: contrabajo

    Mark Ferber: batería

     

     

     

     

     

     

    Elijo este disco porque es el último que salió y porque creo que es, por el momento, el que mejor me representa tanto en las composiciones como en el resultado final del grupo. 

    La música de este álbum está inspirada en Seis Pequeñas Piezas para Piano, Op. 19 de Arnold Schoenberg (especialmente la número 2, Langsam) y el concepto de desarrollar breves ideas a partir de la improvisación en un contexto para trío de piano, bajo y batería.

    Tuve la suerte de poder trabajar nuevamente con los músicos Matt Pavolka y Mark Ferber y con Luis Bacque en grabación, mezcla y máster.

     

    Nota: Agradecemos el aporte fotográfico realizado por Kenneth Jimenez

     

    Producción y realización: Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: